27 dic. 2010

Año nuevo.

Hoy he visto al año.
El año anda deprisa, con ganas de llegar a casa, a esconderse.
Se arrastra herido, y robándole el aire a los demás mortales, deseando castigarles por vivir algo más (y mejor) que él. Envidiando su extenso tiempo para rectificar y hacer algo grande en su vida.
A él apenas le quedan 4 días. Vé el final cerca y tiene miedo. Porque no ha conseguido nada de aquello por lo que nació.
Al año le caen lágrimas amargas, se asfixia bajo su abrigo, las puntas de sus dedos rozan los minutos, la cuenta atrás. Es la encargada de martillear su frente. Ésta, reacciona descamándose cual serpiente en época de muda. Dando lugar a una frente vieja y fea, nada que ver con su luz característica de enero o su brutal brillo de mediados de julio.
El año está lleno de rabia porque no tiene donde caerse para que una vez sea ya sólo recuerdo, alguien lo recoja y lo estrelle en un cuadro, en el nombre de una canción o de una calle por la que, ahora, se hunde sin rumbo.
El año se muere y nadie se da cuenta, nadie hace nada.

Un (puto) año menos.
http://www.youtube.com/watch?v=KR5zTOiK1OQ

23 dic. 2010

NAVIDAD 2010

Cuando te tuve, nunca pensé cuanto
podría quererte, cuanto podría
añorarte.
Pero sabes, nadie te querrá tanto,
ni nadie sentirá tanto tu ausencia.
Y aunque lejos, siempre estaré
junto a tí.
Cuando rías, cuando llores, cuando
tu nostalgia sea tan grande que
apenas puedas respirar, notarás
mi abrazo, mi beso, mi consuelo.
Y aunque la noche sea oscura el
alba siempre nos traerá sus bellos
colores.

Siempre juntas
Te quiero mucho

Que pases Feliz Navidad hija mía.

21 dic. 2010

Odio a la gente que lleva dos jerseis. Ya sabes a lo que me refiero ¿no?
No puedo dormir.
Con mi habitual postura de lado, los latidos se ríen de mí, de la almohada al edredón pasando atronando por mi cerebro. Me cuesta respirar y me siento mal. Una mano agarra fuerte mi corazón y lo aprieta volviéndolo loco derivando en unas arritmias insoportables. Me he dado cuenta de que mantengo el ceño fruncido y los ojos cerrados. Aprieto fuerte los dientes y cuando me he dado cuenta me dolía hasta la mandíbula. Tengo frío. Me tapo entera, pero el frío está más adentro. Me tiritan los órganos. Y se me pone la piel de gallina, pero no la parte que veo. Noto los escalofríos bailando con mi columna. Los pies congelados y el pelo tan helado que parece mojado. El aliento sale condensado, y se pierde en la oscuridad.
¿De qué tienes miedo?
No quiero dormir.

20 dic. 2010


Image and video hosting by TinyPic

ella duerme tras el vendaval
Image and video hosting by TinyPic

"Te deseo todo el dolor del mundo, Martín... Te deseo un dolor tan intenso, y tan profundo que no lo puedas soportar…
Que no te mate, que te mantenga vivo muchos años y no te abandone nunca."
Dante.

19 dic. 2010

Never say never.

Me dais asco, puro asco.
No os soporto, con vuestras mierdas absurdas e insulsas. Me dais igual hasta la saciedad, daos cuenta. Igual que vayáis, que vengáis, que estéis o que no lo hagáis. No es venganza, ni mucho menos. Me sois indiferentes totalmente y lo único que a lo mejor provocáis en mi, lo único que se me remueve, son las tripas, y no lo dudéis, no es por otra cosa, sino por náuseas.


15 dic. 2010

Porque un alma que alberga sentimientos viles, no brilla y un alma sin brillo, es un tiempo marchito para quien lo soporta.
Porque un alma que mora en la sala de los pasos perdidos, es la furia vencida, la cáscara vacía de un dolor (o placer) exacto.

Image and video hosting by TinyPic

11 dic. 2010

RECONÓCELO


Los echabas de menos.

10 dic. 2010

There are many things that I would like to say to you but I don't know how, because maybe...

Image and video hosting by TinyPic


7 dic. 2010

Guts.

Se arrugó como un papel, y metió la cabeza entre las rodillas.
No pretende esconderse, quiere desaparecer. No quiere ir a otro lugar. Desaparecer, esta vez significa no existir nunca más.
Las neuronas apabulladas de tanto ir y venir. Los axones temblando de miedo al transmitir tanta idea macabra. Las manos cansadas del aire sucio que pasa entre sus dedos. Los labios cortados, gastados, usados y tirados en cualquier rincón. Suspiros dejando escapar el frío interior. Un corazón congelado arrastrando los últimos latidos, arañando la piel de un pecho que se mueve al compás de una respiración que no encuentra orden entre tanto caos. Con restos de besos regalados. Regalar historias, compañía, sueños, dinero, imagen. Piel vieja, seca, pálida, gélida. Ojos entornados en el mes de diciembre. Dos décadas. Pocos días para un año más, y piernas largas que corren con fuerza contra esa dirección. Agotamiento provocado por las exigencias del guión. Teatro y esa indiferencia ante el pasado y delante del futuro. Optimismo y pesimismo cero. Ni lo uno, ni lo otro. Neutro. Volátil, transparente, ilógico, irreal.
Prefiere el trapecio.

30 nov. 2010

Otoño.

Un orgasmo para los sentidos. Los ojos entornados igual que cuando siente unos labios rozar su ombligo, y sabe que van a bajar, bajar...
Los dedos tiemblan, y el corazón le late desbocado. Las piernas erizadas por el frío y el agua de la lluvia. La sonrisa a medias, para que no crean que está loca. Los labios. Un guiño. Semáforos en rojo. Y una mirada que se estrella en el suelo mojado de vergüenza. Soplándole al viento helado. Esquivando hojas. El gorro desentonando sus mejillas. Los cascos abrumando y dándole con una melodía increíble, sentido a todo.
A pesar de ser un día gris, nunca estuvo tan dulce...y sola.


Image and video hosting by TinyPic

29 nov. 2010

- Oh - oh, esto tiene que ver con una buena conversación y...¿cómo no?, con buen sexo tío...

El 9 de septiembre.

Image and video hosting by TinyPic
Lo mejor de no tener nada, es que no puedes perder nada.

No recuerdo quién dijo una vez que, lo bueno de jugar con fuego, es que al final aprendía uno a no quemarse.
Y es que es cierto.
Tan cierto como que lo que no te mata, te hace más fuerte y que lo que no te ha vuelto loco ya, no lo hará jamás.

26 nov. 2010

Voll-Drumm-Bass

Cualquier intento de describirlo, acabará en pura mierda. Seguramente. Así que dejo una canción que La fuga escribió mucho antes de que nos conociéramos, pensando en lo que nos pasó ayer.


21 nov. 2010

Señales de humo.

En la vida real, la pizza se está descongelando poco a poco, despacito, todo lo despacio que soporta al estar a 250º. En la tele, la musiquilla del intro de Skins. Vaya, que justo. Thomas se acaba de mirar al espejo, y se ha autopresentado, está bailando cómo solo un negro sabe hacerlo.
En la otra...
Va descalza y tiene escalofríos.
Ojalá le fuera difícil explicar lo que está pasando, porque eso significaría que aún complicado, podría hacerlo.
Le encantaría retener cada uno de estos momentos porque está segura que algún día le van a servir para mucho.
Hoy ha ido a un concierto de rock. Sola.
Sólo la banda y ella, lo sabe cierto porque es la primera vez que le ha temblado la sonrisa. Las sonrisas no tiemblan, y cuando lo hacen es que algo grande está pasando.
La magia de las palabras. Con las que hoy a volado y las que ayer le escupieron y la llamaron, pesimista. Pesimista, sentenciada, etiquetada, así al aire, sin motivo, dejada caer como un jarro de agua fría, alguien sin ton ni son, que apenas sabe su nombre, y mucho menos su historia. Pesimista por no controlar lo que vomitaba, porque la realidad es que estaba en shock y no creía estar oyendo que un alguien seguía siendo asfixiada por unas zarpas que apretaban su cuello y que creía destruidas. Hay veces que no es fácil pensar con claridad y nadie debería pedir perdón por lo que dice en esos momentos.
En cambio ella si que debería pedir perdón por quedarse con cada letra que formaban los versos de esas canciones del concierto de hoy. Se las ha querido robar, a la pareja que no dejaba de besarse en cada canción y que se miraban con un cariño que hasta dolía, a los dos amigos que cantaban como si les fuera la vida en ello, a la despechada de la fila de delante que seguramente no dejaría de mirar de reojo a la pareja, porque él le pertenecía hasta que llegó ella, igual que las rimas de su amor pasado y que sin tener remordimiento también le ha arrebatado. Cada uno con sus movidas pero todos teniendo en común que eran del mismo lugar.
Cada momento, cada instante, es tan complejo e increíble que le vuelve loca, el no controlarlos, y no poder analizar y grabar cada milímetro de ellos, porque detrás de uno, ya está el otro empujando y buscando su lugar en un cacho de su piel, para que al segundo siguiente llegue otro, y al siguiente, otro más, y otro, y otro, y otro...

Algún día todo será al revés...

18 nov. 2010

'Ahora mismo podría soplar estas seis velas, apartar el edredón blanco, bajar las escaleras y salir afuera. Subir, hacia arriba, y perderme...'

El viento de mediodía te empuja calle abajo, el murmullo de la gente se cuela por debajo del pelo, y del gorro negro que te roza casi las pestañas. Los cascos no los callan. El alcohol, si. El chico de las gafas la mira, igual reconoce esa canción que suena, o igual no, igual no la mira a ella, simplemente está en blanco con los ojos fijos en un punto y ese punto es una boca que no deja de hacer pompas de chicle. Siempre lo haces cuando llevas gorro, y siempre en el metro.
A veces le gustaría ser tan sincera con los demás como lo es con ella misma. A veces no está, su mente viaja, mientras su boca escupe tonterías para hacer reír al resto. Viaja. Lejos. De ese sofá negro en el que por un momento ha temido que los cojines pudieran tragársela.
Perfección. Y ella, la imperfección, pasando la lengua por un diente al que le falta un pequeño trocito, imperceptible.
A veces le gustaría conformarse con todo aquello que tiene y no buscar, lo mínimo. Las pequeñas cosas que hacen que las vidas valgan la pena. Esos momentos que joder, parece que todo el mundo tiene a alguien con quien compartirlos y ella no. Son cosas tan absurdas y tontas, que únicamente mentes increíbles y privilegiadas lograrían entenderlo. Por eso tiene frases por la casa, a las que sonríe de vez en cuando y habla en sueños. Baila, y a veces cree que la están mirando y se corta, pero le bastan dos segundos para saber que nadie en el mundo sabe el ridículo que está haciendo en ese momento y por lo tanto son incapaces de reírse de ella.
A veces ha pensado en abandonar, no lo niega, realmente, ya todo da igual, las apariencias mantenidas tantos años con la gente, el quedar bien, el encajar, el gustar y supongo que sigue porque no tiene otro plan. Abandonar, nunca será volver, sino saltar, de un lado a otro. Cumplir más y más sueños. Más, siempre más. Siempre quiere más y todo se le queda pequeño. Se ahoga en los lugares conocidos. Cuando ya conoce las calles, necesita otras nuevas.
Hoy se miraba las manos, los nudillos se le están cortando, las apretaba y se tocaba suavemente con los dedos, el invierno está llegando. Su invierno, el frío.
Los escalofríos por la espalda sentada en la mesa de cristal.
A veces se acuerda de personas. Personas. Últimamente piensa demasiado en todos ellos, en todos, ¿sabes?, seguramente cabrían en una mano. Que triste. Y que alegría cuando ve tu carita de sorpresa. Y que ganas tiene de que le acaricien la frente y soltar lágrimas de mentira delante tuya para que vengas y lo hagas. Y cómo te mira. Y sobretodo, cómo echa de menos ser la mujer de Cobain.
Echar de menos.
Pero si es una máquina, realmente debería ser imposible sentir todo esto.
A veces, vuelve a ser ella.

Image and video hosting by TinyPic

11 nov. 2010

- En fin... Creía que usted fue una revolucionaria en su juventud.
- Soy una superviviente. Cuando vives en un régimen de terror lo único a lo que aspiras es a ganar un día más a la vida, y bajas la cabeza; no ves, ni oyes, casi ni sientes, temiendo que se fijen en ti. El terror anula a los seres humanos, y para poder sobrevivir sacas los peores instintos...

8 nov. 2010

Besos de esos.


Y de un tiempo a esta parte decido soñarte,
embrear mi camino con lodo,
y cagándome en todo, VOLAR y ya ves...

6 nov. 2010

Image and video hosting by TinyPic

Gente, gente, gente…apartarme de la gente.
Ni una sola alma a la que salvar. No me va lo imposible.
Me aburren, me aburro. Vivimos con un plan futuro continuo, y al siguiente instante de ese plan ya pasado, te miras las manos y las tienes más que vacías. No sé que es mejor.
Sonrisas, al son de una canción, carcajadas retumbando en las escaleras de una noche cerrada, sin demasiado frio, pelo, pelo largo, pelo, pelo, pelo… Tabaco.
Suena 'La Valse d'Amelie', ir en moto por Barcelona es uno de los mayores placeres que he experimentado en esta vida, y justo suena esta canción, será porque ella va en moto… Me sobra en la película el hombre que la besa en los ojos, me sobra en la vida el hombre que me besó en los ojos. Me gusta el pelo rubio de la conductora, Colón nos miraba de reojo, lo sé. Mientras dábamos vueltas bajo sus pies…y él seguía señalando impasible el horizonte.
Chocolate, chocolate caliente. Me quemaba las manos.
Me he comprado un plan, un par de libros y unas ganas de aprender inglés. He matado 3 sanguijuelas.
Seguimos aquí. Es 30 de junio otra vez. No me apetece, no saco nada y te lo digo con una sonrisa. Siempre estoy sonriendo. No sé como me lo monto. Siempre está para todos. Incluso para el granaíno o más conocido como 'tu mai sista andaluz', que al principio me tocó los huevos pero luego me descubrí con los ojos entornados escuchando con la bocaza medio abierta, intercalando risillas entre 'redondas' , 'tranzitoz', y 'a mí el catalán me la trae floja, sabe Usted?'
Ese jodido hombre había vivido en mil lugares, se cogía la cabeza, se frotaba los ojos, y me contaba las cosas mirando al frente como si realmente se las estuviera contando a él mismo y se notaba como añoraba hacer guardias de la mili en Zaragoza envuelto en una manta, reía, y miraba mi trenza.
Me acuerdo que un día trabajando me dí cuenta de que tenía miedo. De llegar a vieja, y no haber hecho nada extraordinario en mi vida. El no tener nada que contar, el no tener nada con que impresionar en el tren a la jovencita de mi lado. Cómo la mujer mayor que conocí en otro viaje, me admiraba ella a mí, me decía que era valiente, a este hombre yo se la sudaba, lo mío no tenía ningún mérito comparado con lo que el había vivido, y así es como debe ser.
Me duele los pies, de tanto pensar.

5 nov. 2010

Recuerden, recuerden...

Este concierto se lo dedico a la señora Justicia en honor a las vacaciones que parece se está tomando.

30 oct. 2010

ADV.

Llevo desde las 7 y media buscando un lugar donde vendan bombillas. Por fín las he encontrado. Vengo toda emocionada. Me faltan escasos 5 cm para poder ponerlas. De hecho, rozo con los dedos la rosca. Soy la persona más alta que conozco aquí. Me queda sólo una encendida. Menos mal que he comprado velas.

Judy is a punk.

La pobre chavala se mataba rebuscando en el bolso el billete del tren.
-Mierda, es que lo sabía se me ha vuelto a olvidar.
Desde la otra parte la mirábamos la otra y yo, esperando, con los brazos en jarras, cerca de las escaleras dirección T N, mientras sacaba moneditas y las iba metiendo pacientemente en la máquina. A la vez que un raperillo enano, se ponía a su lado y le pedía una para conseguir justo lo que le faltaba para poder viajar. Muy legal todo, joder.
De repente aparecieron diez sujetos, y con una puta chulería que me hizo correrme al instante, abrieron las puertas a la fuerza, la máquina empezó a pitar como loca, y uno a uno, ellos y ellas fueron pasando mientras las pobres puertas automáticas intentaban hacer su necesaria y tan poco valorada acción para la que estaban creadas, cerrarse. Apoyaban los brazos con decisión sobre ellas, las hacían sufrir, y el vigilante los miraba ininmutable, será porque eran muchos y porque tenían tan claro que no iban a pagar que daba miedo. Empezaron a bajar las escaleras de la dirección Z U.
Por la puerta de al lado, ella metiendo su ticket reluciente.
- ¿Vamos?
De repente, les dije adiós, a la del ticket y a la otra, y porque no, también al raperillo, y me bajé enganchada a la chaqueta del sujeto número 10, cómo no, dirección Z U.

28 oct. 2010

Image and video hosting by TinyPic

Ecstasy dis problème
les problèmes ou bien la musique.
Ca t’prends les trips
ca te prends la tête
et puis tu prie pour que ça s’arrête.
Mais c’est ton corps c’est pas le ciel
alors tu t’bouche plus les oreilles.
Et là tu cries encore plus fort
et ca persiste…

27 oct. 2010

25 oct. 2010


Algún día tendré una vida increíble.

23 oct. 2010

MEDIO.

El tapón había ido a caer justo en el lugar adecuado y con la posición justa, y ahí se había quedado esperando, llenándose gota a gota, cada vez que caía una se tambaleaba un poco y cuando lo he descubierto estaba casi al borde.

Supongo que esta es una de esas noches en las que salen unos textos que te cagas, si te atreves a decir todo lo que piensas. Si acertara a decir con palabras el asco y la decepción que me llena y lo poco que me siento de este lugar y de todo lo que era antes. Ya no soy de aquí, ni tampoco de allí. Es como si estuviera parada, esperando, a que algo pase, algo que me haga pertenecer a algo, a algún lugar.
Tengo frío, físico, y del otro.
No tengo planes, creo que te lo he contado. Sí, a ti. Sin querer, y todavía no ha estallado del todo, recuerdo contarte ciertas cosas sin temblar, sin cambiar el tono de voz, sin afectarme algo que está tan pasado que ni siquiera huele a muerto. Y sin querer también tener miedo de parecer poco creíble.
Recuerdo notarte extraño, y he echado de menos que me llames 'niña'. Mirar por la ventanilla y estar bien joder, no tener que demostrarte ni venderte nada como a todos los demás.
Mientras, para pensar que merece la pena estar aquí la miro a ella, esos ojos marrones, tan pequeños, tan bien maquillados, flanqueados por mechones pelirrojos, sin pensar demasiado en lo que está diciendo, no me importa porque ahora solo quiero escuchar buenos consejos, me da igual de qué, equivocarme y que me diga: - ¿Ves? Yo tenía razón. Las filosofadas de las que he pasado durante años y de las frases de libro que tan bien se le dá recitar.
Igual me he fuí demasiado pronto, justo cuando todo iba perfecto, los amigos, las fiestas, el curro de mierda, la familia, los besos esos lentos.
No pensé demasiado que todo cambiaría tanto.
Ni pensé nunca que podría estar un mes sin saber nada de ti.
Hace unas horas me he asomado por el hueco de la escalera y he silbado, he gritado. No me has reconocido la voz, pero tú cara de sorpresa al verme me sobra para hacerme increíblemente feliz. Nunca encontraré abrazo, ni beso tan sincero. Sé de sobra que te acuerdas de mí. Lo que no sabes es cuánto yo de ti, que me despiertes los sábados, que me atropelles con la bici, agotarte de tanto jugar, hacer carasas y hacernos fotos, decirte lo de siempre: Hola feo, y que me contestes con lo de siempre: Hola fea.
Después estas tú, ayer asomada a la ventana noté fallar mi voz al pedirte que vinieras a recogerme a la estación. Noté que estabas orgulloso de mi, aunque me suena absurdo, porque realmente sé que no te importo, pero aún así me conoces, y preguntas con miedo. Sé que me tienes miedo. También es absurdo.
Y tú, que ayer me dí cuenta, de verdad, que al final del todo, del todo, del todo, cómo ya dije una vez, serás la única que esté para escucharme.

18 oct. 2010

Gracias.

17 oct. 2010

Superhéroe.

Y allí estaba sujetando con vértebras mi calor más humano, evitando que se colara por la rendija que quedaba entre los dos colchones de espuma, justo dónde flaqueaba nuestra alma podrida. Dónde se te escapan las fuerzas. ¿Qué fuerzas? Que resoplas para sacarlas, las proyectas hacia el techo y rebotan contra los cristales empañados por el cielo mojado que riñe con nuestro aliento nocturno.

Los ojos coronado por cejas que fruncen un ceño a la vez que te quemas vivo, porque haces fuerza, yo al menos, noté que hacía fuerza, que apretaba los labios, los dientes me rechinaban y no es cuento, que casi podía oír el clap-clap-clap de miles de piedras haciendo un corazón de huevo, que me faltaba el aire, que no quería recordar. Fué una lucha a muerte, a destajo, desgarros sin herida. Y nadie se daba cuenta, porque creo que todavía mentí una lágrima, esa noche estábamos lejos, en vidas diferentes, fuí persona más desconocida del mundo.

Fué mágico, meterse tan hondo en una vida propia, como si en mitad del pecho se hubiera abierto un agujero negro y tú no notabas ni siquiera el aire que sin querer, por estar tan cerca, salpicaba tu pelo.

No me hace falta asomar la cabeza por detrás de nadie esta vez, ni esa puta sonrisa de loca que suelo poner cuando no me ven, verse venir de lejos es encantador, en medio de un amarillo absurdo de farola barata.

De madrugada, corriendo calle abajo, en blanco y negro.

14 oct. 2010

Image and video hosting by TinyPic

THIS GIRL TRIES HER BEST EVERYDAY,
but it's all gone to waste 'cause there's no one around. This girl she can'T draw, she can'T paint, likes to dance, she can'T skate.

13 oct. 2010

Image and video hosting by TinyPic

Sujetos.
¿A qué?

2 oct. 2010

A cámara lenta.

Frío. Copas de cristal fino, manchadas de vino barato. Un brindis vergonzoso engullido con la mirada fija en el mantel, carne empanada deslizándose por tu garganta mezclada con buenos momentos. Resbalar, carreteras, sofás, frente a frente, cruzarnos con las ganas, mirarte, sonrisas, rebañar con los ojos cada palabra que articula esa boca, rozar unas rodillas sin querer. Ruido. Nos sacas a bailar, a mí y a la torpeza.
Despegar de aquí, luz roja, aterrizar en unos hombros desconocidos. Buscar como un perro una lengua sin dueño. No saber por dónde empezar a comer. Incendiar la ropa.
Campos de batalla con suelos mullidos, sábanas blancas como arma, plásticos de escudo, luchas cuerpo a cuerpo. Gritos, rabia que sale de tus dedos y se clava en mí en forma de arañazos. Tu cuello grapado con las marcas de mis dientes. Víctimas de un orgasmo, detrás de otro, dibujado en el aire, rendidos al colchón, pecho y espalda, susurros en sueños, piernas tambaleantes. Extraño, sin amor, por encima de ello. Mejor que eso.
Vidas imposibles. Un cerebro que quema y un corazón que no se encuentra. Bombea. Mano con mano, áspera, que no recuerdo. Pecas, largas y húmedas pestañas, un beso de película en mis ojos. Apartar mechones de pelo.
Caminar a ciegas, con la certeza de saber que te vas a estrellar. La distancia. Un objetivo grabando desde todos los ángulos posibles y canciones que ponen banda sonora a esta historia de miedo. El mundo girando, y nosotros a cámara lenta.
Buscando, anhelando todo, y a la vez sin ganas de nada, querer apretar una vida mejor entre los brazos, con fuerza. Mirando por la ventana, solos, asfaltando calles distintas, intentado arreglar y solucionar lo que nadie ha podido, sin demasiado empeño, fugaces. Diferentes, tan iguales... Volar.


http://www.youtube.com/watch?v=hl-JjZ0iaNY&feature=related
...en Pearl Harbour nadie sabe,...

30 sept. 2010

Escape.

Fue tan absurdo el no tener ganas de hacer nada. Sentir a los demás tan lejos, y ya no como prolongaciones de cientos de kilómetros desde tus dedos como al principio, sino lejos, de verdad, como en otra vida. Tan imposible volver a lo que era antes, a implicarse en una risa, necesitar un abrazo o mojarte con un beso.
Que el mundo pase con sus noticias sin rozarte, y la gente se asuste por tu mirada de furia al pasear por el andén, desear que alguien te moleste para saltar y morderles el cuello, tirarlos al suelo y arrancarles la piel y que te salpique su sangre, notar sus arterias encajadas entre tus colmillos, y tú sin dejar de estirar de ese sabor de hierro. Que te utilicen sin que te importe, temblar de rabia, amenazar.
No importa nada, porque nada te basta y nada te llena ni aunque sea el más mínimo hueco de tu alma.
Ojalá fuera tristeza.
¿Que es lo que pasa cuando no quieres seguir con ello?
Tenemos miedo del mañana, por si cambiamos, por si llegamos a ser personas normales y entonces echamos de menos el no haber labrado el camino.
¿Quién te está obligando?
Tus sueños ya no son lugares, ni hechos ni personas, ni galones.
Huir.
Me pareció oír hace unos meses una voz diciéndome que esa no era la solución.
Si lo que te persigue eres tú mismo y cada vez estás más y más podrido.


"beats, day & night, for something that I've left..."

28 sept. 2010

Test.

Image and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPic

Marea.

25 sept. 2010

De guardia.

Realmente ninguno de nosotros sabemos a ciencia cierta dónde está nuestro límite. Ni cómo vamos a reaccionar al llegar a él.

A consecuencia de la sobrecarga de información y responsabilidad que se me escupió al llamar al 3936 con toda mi buena fé y ser enviada con el culo al aire a Urgencias como enfermera titular, descubrí lo que pasa si me fuerzas la máquina.
Es horrible, horrible, estar parada frente a paredes llenas de cajoncitos con ampollas tintineantes intentando rebuscar en una mente podrida y alcohólica, cuál era el nombre genérico de ese medicamento que el maldito cabrón del médico ha decidido hoy llamar de otra manera, mientras un paciente se ahoga. Te repites, párate, tranquila, tienes un minuto, otra vez desde arriba, de izquierda a derecha, a ver, dónde, ¿esto no estaba por orden alfabético? Rozando con los dedos los letreros, de uno a otro del otro al uno. Por fín, y luego correr, parece que eres la única que tiene prisa por los enfermos, los de todos los demás pueden esperar a después de la merienda.
Malditas gasometrías arteriales, notas el pulso bajo tus dedos, 'notas', porque la bradicardia que tiene es brutal, un pulso lento, débil, que parece que vaya a ceder de un momento a otro, te entra calor, unos guantes que parecen de lana, un hombre rígido cómo una tabla, que te mira desquiciado o con pena, yo que sé, que no sabe ni dónde está, ni tú tampoco por ser la primera vez práctica y con una teoría que ni recuerdas, temblando le dices: Esto duele, pero terminaremos enseguida. Enseguida... Pinchas, en 45º, justos, ni más ni menos, para llegar justo en medio de tus dos dedos, y de repente, la sangre sale sola, sube como puede por la jeringa con la fuerza que le queda de cada pulsación. Bien, estás en arteria.
Somos frágiles, un día en ayuno y toda una tarde dando vueltas en la cama aullando de un dolor que ni siquiera sabes localizar, puede ser suficiente como para que tus piernas no aguanten. No aguanten y te me caigas en los brazos medio muerta, para que no me contestes y para que yo me quede helada y tenga miedo, los ojos en blanco... La tensión casi hay que recogerla del suelo, corre, otra vez...
Metamizol. ¿Metamizol? El metamizol hipotensa, la dejaría seca, ¿lo has pensado jodido residente de mierda? Menos mal que algo parece que si que sé.
Sueros a chorro.
Los hemos, primero el bote rosa y después el azul, recuerda el truco de 'las señoritas primero', mierda, juraría que estaba aquí, era una vena de mierda pero estaba aquí, la boca se me queda seca detrás de la mascarilla. Socorro.
No toques nada esto es estéril.
Un, dos, tres, cuatro, cinco, seis, otra vez...ahora, coge aire fuerte, cuenta hasta 10, ahora expúlsalo.
¿Es usted diabético? ¿Porqué nadie me lo ha dicho?
Señora, usted sólo se tiene que tomar las pastillas que yo le dé, no las que le dé la gana.
Mírame, mírame a los ojos, tranquila, respira por la nariz y échalo por la boca, ¿no me harás la faena de tener un ataque de ansiedad aquí, verdad guapa? Venga, otra vez...

Putas guardias, las odio, odio aprender dándome de ostias, rozar esos límites de los que hablamos, quedarme sentada en el suelo del vestuario con los ojos fijos en la puerta, incapaz de moverme, bloqueada totalmente. Me da rabia, porque sé que algún día esto lo haré con los ojos cerrados, pero hoy son sensaciones horrorosas y las odio con todas mis fuerzas, aunque a la vez creo firmemente que no podría ser feliz haciendo otra cosa más que ésta...

22 sept. 2010

Subí al piso de arriba, y dejé caer los pies un rato. Hasta que se me empezaron a dormir los dedos, miraba al frente, luego abajo, y luego arriba. Buscándome. Metal, lámparas grises que bailaban con la simple brisa que entraba por la ventana. Frío. Acaricié con la palma la moqueta y apoyé la cabeza en la columna helada. Pensar, o al menos intentarlo. No me nace tío, el darle vueltas, a nada. Me aburre después de tantos años haciéndolo, después de analizar cada parte de mi vida. Me cago, porque preferiría una derrota a esto, la oscura sensación de que te están destruyendo y te la suda, te rasgan la piel y no te escuece, el dormirte sin dar vueltas. Estoy acojonada tío, es cierto, ya lo dije. Creo que hasta estoy perdiendo color, calor, y la expresión. Se funden baterías, y la máscara se cae a los pies con tal estruendo que todos se giran para mirar. Un ceño fruncido que acompaña a todas partes. ¿Qué más dá? Aquí, que allá. Dicen que es normal,...que sin corazón sólo somos máquinas.

21 sept. 2010

El tambor del trueno en la tormenta.
No hayan caminos, donde deban haber selvas...
Vida silvestre que deslumbre en los barrancos.
Jarabe de rosas de aromáticas lenguas.
Clavellinas, febrero y sus promesas.
El cortejo de las fieras, verdes mariposas como hojas de enredadera...
Solos, ante campos dormidos,
fuimos, somos y el olvido.

20 sept. 2010

'...No quiero tener que decirle que podemos hacer el amor más tarde; más tarde te la puedo chupar; tú me lo puedes comer, masturbarme, explorarme del modo que quieras, pero, por favor, quitémonos esto de encima, fóllame ahora mismo, en este preciso instante, porque me estoy abrasando. Pero él se limita a mirarme a los ojos y a asentir, joder, el tío me hace un gesto de asentimiento, como si adivinara todo lo que estoy pensando. Ahora está encima y dentro de mí, llenándome, prolongándome, empujando hasta llegar a mi mismo centro. Jadeo, me ajusto, y él se pone más duro, pero me doy la vuelta y nos convertimos en una masa que se retuerce, se dobla, y se agita, y no sé quién la ralentiza pero volvemos a saborearlo, y después la velocidad de nuestro amor se infla como una fuerza autónoma y nos aporreamos el uno contra el otro en una puta guerra de uno contra uno, que parece de todos contra todos. Durante un segundo siento como si hubiera derrotado a ambos, a él y a mí; y quiero más, más de lo que él podría dar jamás, más de lo que nadie podría dar jamás. Entonces la fuerza se acumula como algo que se hubiese desencadenado en mi interior y huyese antes de agarrarme y arrastrarme consigo. Llego al orgasmo en explosiones sucesivas y furiosas, y sólo al remitir este me doy cuenta de que he estado chillando con fuerza y pienso...'

18 sept. 2010

Sed.

El cielo daba asco, de hecho todavía si se asoma a la ventana y mira hacia arriba le provoca arcadas. La sonrisa que cada día suele adivinarse cuando camina calle abajo estaba en huelga. De suplente, una expresión tan cruda que atraía miradas, notaba como le palpitaban las ojeras, y como se acentuaban al máximo sus pómulos. Los ojos llenos de furia sin explicación ninguna, el aire, después de llenarle los pulmones, salía con fuerza por su nariz agujereada. Intentaba caminar firme, pero sus pies se hundían como si la lluvia caída durante la noche hubiera desecho el asfalto. Notaba la garganta aprisionada por unas garras invisibles. Conocía cada arruga, cerraba los ojos, y era capaz de reproducir mentalmente el color de esa piel, las huellas, y la temperatura exacta de esos dedos asesinos. La estaban ahogando y le daba igual. No lo miraba llena de pánico y de amor como otras veces. Se quedaba sin aire a cada paso que daba y lo dejaba pasar.
El mundo hoy estaba más que callado, sentía que todos se habían quedado en 'Pause' y sólo ella caminaba, fija, programada cual robot. Y cruzando la calle se ha dado cuenta de que está vacía de verdad, y que nadie, ni siquiera él, es capaz de salvarla ya. Después de tanto jugar con ello y repetirlo en voz alta.
Y en ese preciso instante a empezado a odiar la ciudad, a sí misma y también existir.
Se ha sentido extraña, fuera de lugar, asustada, se ha buscado las cicatrices con la necesidad de recordar algo, bueno o malo. De encontrarse. Pero es difícil cuando no reconoces ni tu propio cuerpo, ni mucho menos sus dibujos. Escalofríos. No es tan divertido cómo parecía. Le han entrado ganas de echar a correr, pero no le respondían las piernas. Quería llorar, pero no se acordaba. Tiene que irse, otra vez, todo a su alrededor se quema.

14 sept. 2010

Image and video hosting by TinyPic

11 sept. 2010

SOULS.
(1st chapter)

Image and video hosting by TinyPic

9 sept. 2010

Morir solos.

La gente me aburre hoy, más que ningún otro día. Ya hay casi que escapar de esas conversaciones banales escupidas sin control por cerebros insustanciales. De las bocas sin correa, y sus ojos vacíos incapaces de posarse y reflexionar sobre algo más de dos segundos. De la palabrería hinchando globos de mierda que crecen y crecen y de la lástima de que nunca llegan a explotarles en la cara. Se cuela su tontería por las rendijas de mis ventanas, y apesta.
Dos clases de personas.
Somos como alfileres en un pajar de ignorancia. Invisibles. Superfluos. Diferentes. Máquinas pensantes. Egocéntricos bicharracos que los otros se mueren por aplastar. Que les zumban en los oídos, que apartan a manotazos.
Molestamos.
Hoy es uno de esos días en los que estás más solo que nunca, y que además, das gracias por ello.

5 sept. 2010

Prefiero el trapecio.

Image and video hosting by TinyPic
Somos gente ficticia, náufragos urbanos, perdidos, renegados, inadaptados, olvidados; gente ficticia, gente fetén. Si el mundo fuese de cartulina...para verlas venir en movimiento.

3 sept. 2010

"...tener cercenada una nalga,..."

Abrí los ojos de repente. La cama me asfixiaba, el colchón sucio, el azul desgastado, el techo más cerca que nunca, notaba casi el frío metal de las vigas rozándome el pecho. Me ahogaban. Me arrastraba escaleras abajo, jugaba con ella y contaba las botellas de Tequila en la estantería, calculaba los litros que quedarían y si serían suficientes. La espalda y la puerta del baño. Y me estiro, te miro. Correr. Huir. Siempre te acaba encontrando esa sensación gélida de vacío, cómo cuando has perdido demasiada pasta en las apuestas y vuelves solo, pensando, comiendote el tarro al volante. Ni aquí, ni allá. ¿Cuántos kilómetros más hacen falta? ¿Con qué hay que romper ahora? Después del todo, la nada. Almas atormentadas y borrachas de por vida. Deshacerlo todo a cada paso, destruirse. Creo que necesito otra copa.

2 sept. 2010

Asfalto.

Unos dedos que resbalan por el parquet, que lo acarician con el frío de la mañana, se miran al espejo, se tocan debajo de los ojos, que pasean, que corretean calle abajo, que se llenan de sangre, que tiemblan aturdidos, que se asfixian con el vinilo transparente, que titubean, que se cansan y amoratan, se rascan por debajo del blanco, que le rozan, dedos que sonríen, sin huella, sin calor, que se manchan de queso y miel y se relamen con ansia, se suicidan, ambición, dulce y salado.
La mano que cae del sofá, que se alarga para llegar al mando que la baja de temperatura, que la baja, bajo, más abajo.
La televisión ha dejado de funcionar.

Image and video hosting by TinyPic

28 ago. 2010

voltaire

"Querría saber que es peor, si ser cien veces violada por piratas negros, tener cercenada una nalga, padecer una carrera de baquetas en Bulgaria, ser azotado y ahorcado en un auto de fe, ser disecado, remar en una galera, pasar, en fin, todas las miserias que hemos pasado, ¿o vivir aquí sin hacer nada? "

23 ago. 2010

Cómo llevarse a la cama a un camillero de 35 años.

A veces nos olvidamos de los pequeños placeres de la vida.
A veces estamos tan absortos en el trabajo que no los vemos.
A veces pasamos frente a ellos sin girar siquiera la cara.
Es una puta corrida caminar rambla arriba, desde Liceu a Plaça Catalunya, bien temprano, sin guiris lechosos, pecosos, pelirrochudos y sus cámaras, dejando que te dé el frescuni de las mañanas de agosto, y pararse a mirar como se pintan la cara los mimos...estaba el de las bicis, el indio, el bebé y también las gárgolas...no se parecían en nada...es flipante. Igual que la niña rubia que le estaba dando de comer a las palomas.
O que me abran la puerta con una sonrisa, o que te piropeen toda la tarde.
Hay días que deberían de ser eternos.
Me corro muchisimo con días así.

22 ago. 2010

'Porn' things.

Iba caminando yo por el parque ese que está siempre 'petao' de gente, con su gorda tumbada en el banco durmiendola con el bolso en la cabeza y todo. Con sus viejetes 'desdentaos' y sus negratas. A eso que tú nada más verlo dijiste: "Joder Lorena, vives en el puto ghetto."
Lorena.
Sabes que odio que me llamen Lore. Sólo se lo he permitido a cuatro gatos, y todavía no se porqué, a ninguno de ellos.
Ostia, que me voy...
Bueno, me he dado cuenta de que al final todos vivimos la misma puta historia con un guión idéntico. Y yo sin darme cuenta, hasta ahora, que he estado, no en una, sino en dos, haciendo el gilipollas y con papeles, encima, diferentes con lo cual, si uno no se controla, un par ni te cuento. Menos mal que en ninguno he sido tú, porque eso ya sería muerte, un ser superfluo para que el mundo siga girando, me hubiera quedado de piedra en medio de la puta plaza llena de hojas por el suelo como si ya fuera otoño, tío.
Y yo hace un par de meses, intentando creer que éste me importaba porque besaba de puta madre. Nano, que las noches de coche y playa confunden hasta al más cuerdo.
Pero es que mira tío, en esta vida, a la única persona que tienes que serle fiel, es a tí mismo. Porque es la única persona que no te la va a jugar, ¿sabes?. Es la única que no va a estar continuamente intentándote dar por culo, ¿sabes?. Joder, y es una mierda, porque aún así...

19 ago. 2010

Éramos pocos, y parió la abuela.

Abuela que para colmo ahora, le ha dado por llevar tanga y poner taquicardicos a todos los viejos de los jubilados cuando pasea su culamen para ir a jugar al bingo. Que mujer.
Así hemos salido.
Tres son demasiados, incluso para mí.
Más sábanas azules no, gracias. Debería haberles pegado fuego para no dejar rastro. Pero es que tanto secretismo me pone.
Ojos negros escrutando mi cuerpo desnudo. Historietas que me cuentas de hoy, ayer y siempre, mientras miramos al techo y joder, me tocas el puto pelo y me acaricias la cara. Déjame en paz. Al final a esta gentuza siempre hay que echarla a patadas de la cama y de la cabeza.
Tú me dirás, no hacíamos un corazón entre los dos.
Me odias con todas tus fuerzas, y eso es algo que me encanta...

17 ago. 2010

Solo esperar que el hombre de negro elija la estación, llevarseme en un suspiro y no dejar ni el más mínimo rastro de mi en esta vida tan sucia y fría.

15 ago. 2010

CHANCHULLO Nº 18.738

"¿Así que tu eres Sick Boy, entonces?"
Me limito a mirarle mientras tiro la cerveza. La expresión de mi rostro es la de esa disposición descaradamente insincera e incitante en la que se deja pendiente en el aire un "¿Y?" silencioso, y en esta batalla de voluntades quiero que este tarado añada algo más. Pero estoy perdiendo el control; lo único que me ofrece es una sonrisa de tunante mientras el efecto de la coca se agota y pienso en la papela que hay en el bolsillo de mi chaqueta, colgada en la oficina.

11 ago. 2010

Life found me.

Esto es justo lo que yo quería, una vida para no pensar. En la que tienes tantas cosas en la cabeza que no te paras a analizar ningún cómo ni ningún porqué.
Hace justo un mes que no veo a mi familia. Un mes. Y no me había dado ni cuenta. Sólo al meter la ropa en la maleta, me ha retorcido algo el estómago. Hace un mes que no lo veo sonreír, lo que creía que realmente eran mis ganas de vivir y la persona que más quiero en este mundo. Me he perdido mi 22 cumpleaños y sus 5 añitos, y ni lo he notado.
No me aprieta la añoranza, sino la ignorancia.
Se me hace un nudo, al pensar si realmente he aprendido a vivir sin ellos. A vivir sin nadie. Alimentandome de mis pasos saliendo de casa con rumbo fijo cada día a la 1 y media.
A la vez me asfixia la idea de volver. Es cierto, no quiero volver. Y tengo miedo, porque no volver significa perder, quizás, la compañía de mis amigos, lo más grande.
Tengo miedo de que, algún día, por estar tan lejos, pierda ese abrazo que me espera mañana en la calle de al lado de la estación. De que algún día dejes de llamarme. De que ya no te apetezca aguantarme a cambio de nada.
Me siento más sola que nunca, de verdad, y no me disgusta, de frente al resto de mi vida, con todo y todos los demás detrás y a mi derecha un puto portátil que es lo único que me recuerda que estuve allí.
He sido capaz de borrar todo, o casi. De cambiar radicalmente. De vivir solo para sonreír y bailar ska encima del parqué.
Igual algún día vuelvo por voluntad propia, porque todo se tuerce y exploto en un mar de lágrimas como solía hacer antes...
Igual. Algún día, de momento si no fuera porque no se puede vivir del aire, no.

9 ago. 2010

Cadena perpetua.

"Algunos pájaros no pueden ser enjaulados, sus plumas son demasiado hermosas. Y cuando se van volando se alegra esa parte de ti que siempre supo que era un pecado enjaularlos. Aun así el lugar donde tú sigues viviendo resulta más gris y vacío cuando ya no están".



- Le deformará la nariz y...
- ¿¿¿MÁS???
- ¿Perdón? ¿Qué le pasa a su nariz?
- Quiero decir...bueno,...es muy grande.
- ¿Usted sabe quién es Barbra Streisand?
- Si.
- Hizo una película, de la cuál seguramente ahora no me acordaré del nombre... Oh, dios mio está espectacular y si no fuera por su nariz no le hubiera dando tanta credibilidad a su papel. ¿Cómo se llama...
- Ya. Bueno, mi padre siempre dice que es personalidad, pero supongo que lo dice porque soy su hija.
- Para nada. Su padre es un hombre muy sabio, está totalmente y perfectamente proporcionada a sus ojos, a sus labios... Y además, perdone mi indiscreción pero debo decirle que usted no tiene una cara nada fea.

6 ago. 2010

The end.

Di vueltas por la casa sintiéndome cada vez peor. Quizás era por quedarme allí en vez de irme a mi casa. Era como prolongar la agonía. ¿Qué clase de mierda era yo? Podía realmente hacer unas cosas desagradables y canallescas. ¿Cuál era mi motivo? ¿Estaba tratando de sentirme culpable por algo? ¿Podía intentar decirme a mí mismo que era meramente una cuestión de investigación, un simple estudio de lo femenino? Simplemente estaba dejando que las cosas ocurrieran sin pensar en ellas. No consideraba nada más que mi propio placer egoísta y barato. Era como un pánfilo e irresponsable escolar. Era peor que una puta; una puta se quedaba con tu dinero y nada más. Yo jugaba con vidas y almas como si fueran mis juguetes. ¿Cómo podía llamarme a mí mismo un hombre? ¿Cómo podía escribir poemas? ¿En qué consistía yo? Era un Sade de quinta fila, sin su intelecto. Un asesino no era más consecuente y honesto que yo. O un violador. Yo no quería que mi espíritu sirviera de juguete a alguien para hacer tonterías y cagarse encima. Eso lo sabía bien bajo cualquier circunstancia. La verdad es que yo no era bueno. Me daba cuenta mientras me pateaba de un lado a otro la alfombra. No era bueno. Lo peor es que me hacía pasar precisamente por lo que no era: un buen hombre. Era capaz de entrar en las vidas de la gente por que ellos confiaban en mí. Así hacía mi sucio trabajo.

5 ago. 2010

Ojos gatunos paseantes bañados por el sol de mediodía, sin fijarse demasiado en nada que le rodea. Hasta que 4 skaters extrangeros llaman su atención con una Canon y un objetivo Fisheye para correrse. Correrse y fingir que no se dá cuenta de que la fotografían. Acaban asaltandola y pidiendole una foto descaradamente.
¿Cómo te llamas?
Todos los jueves la misma historia, bueno no, mentira, todos no, uno sí, uno no. Ya estoy ubicada en quirófano de partos para el resto de las miserables guardias que me quedan en este hospital. A nadie le gusta aprender dándose de ostias, pero algunos ya somos expertos en eso, lo mejor es que así las cosas te quedan mucho más grabadas.
Vivo con la paranoia de que algún día, un bebé deje de respirar porque sí. Y entonces será cuando se me caerán las bragas. Literalmente.
Hoy he quedado con un chico para ir a un 'chiringo' de Badalona.
Lo he visto una vez, pero llevo como 6 años hablando con el de vez en cuando. No es skater, tiene novia y le gusta el rock.

4 ago. 2010

'Querido Daniel, cuanto antes usted se dé cuenta de esto, mejor: Nada en esta cochina vida vale dos duros si no tienes alguien con quien compartirlo.'
Viva la amistad y las tapas de 'pescaito frito'. Las claras. Viva el parc de la Ciutadella. Las borracheras de José Cuervo. El City Hall de Plaça Catalunya y sus palomas. El 'ya se lo he dicho, solo somos amigos'. Mis ganas, las tuyas pocas. El metro de Passeig de Gràcia y sus laberintos interminables. Vivan los cangrejos que se cazan en los cubos de la Barceloneta. Un loft. Los concursos de tortilla de patatas. El KFC. Viva mi réflex y también la cámara de Miriam con su zoom que no se cierra. El apodo 'Manoplón'. La batuta sin dueño. El conejo volador. El Sunny y las napolitanas de crema. Difundir a Bukowski. El título porno de un libro. Tus miradas de reojo. el bicharraco que picó a Raúl. El dependiente dilatado de H&M. Los hombres que te miran en el andén. Los planes de boda. Los besos que empiezan y se quedan en los créditos del principio. Rude boy. Una nariz metiéndose entre dos bocas. Una camiseta de los Lakers. Los regalos de cumpleaños. Las sonrisas. Lo guapo que está Jordi ultimamente. Los colchones hinchables. El invernadero de La sombra del viento. El puerto. Los hielos de una Pepsi. El limón con vistas a la ciudad. Tambalearse. Lo empinada que está la calle Tapioles. El McDonalds del MareMagnum. Los mensajes privados sin contestar. Erupciones en la espalda. Quejas y más quejas. Piercings y tatuajes. Fotos de cerca. Sus tetas. Unos pantalones jipis. Proposiciones indecentes. Pelis. Comprar un libro. Llamar a mamá. Felicitar a la persona más bonita de mi vida. Echar de menos a Nadia. Enfadarme un poco. Rozarte. Sofás amarillos. Un tanganazo. Dormir desnuda. Catarros secundarios a aire acondicionado. Los andares escaldados. Uh, que peste. Venga a currar. Mojitos. Gracias por traernos aquí. Pasar de tu cara. Olvidar. Echar sal. Querer volver, o quedarme. No saber. 3 días.

Image and video hosting by TinyPic

30 jul. 2010

Tenía que haberlo sabido. Los vestidos de flores ajustados a ras del culo provocan estragos en el metro. El chaleco va marcando la diferencia para no parecer una puta, las zapatillas también. Aunque lo sea. Aún así hoy no miran directamente como siempre, lo hacen de reojo. Hoy cruzas los vagones con las mejillas coloradas y el pelo tirante hacia atrás recogido en un moñito cagado. Apretas los morros y el arito de la nariz ni se inmuta cuando sueltas todo el aire por ella.
Me he clavado un imperdible que llevaba enganchado en la parte derecha bien hondo en la palma de la mano, me he cruzado con los ojos de un guapo que me miraba chorrear la sangre y me ha aguantado la mirada de sufrimiento que llevaba tanto tiempo que me ha puesto cachonda.
Se esforzaba por leer el título del libro que estaba leyendo: Mujeres.

P.d: El calvo de traje oscuro viene a por mí. Se me va a llevar volando un día de estos, fijo que debajo de esa chaqueta tiene unas enormes alas negras escondidas, o un teléfono. Seguro.

29 jul. 2010

choose one of the following options

Cogí mi botella y me fuí al dormitorio. Me quité los calzones y me eché en la cama. Nada estaba en armonía. La gente sólo abrazaba a ciegas lo que se le pusiese delante: comunismo, comida natural, zen, surfing, ballet, hipnotismo, terapia de grupo, orgías, paseos en bicicleta, hierbas, catolicismo, adelgazamiento, viajes, psicodelia, vegetarianismo, la India, pintar, escribir, esculpir, componer, conducir, yoga, copular, apostar, beber, andar por ahí, yogurt helado, Beethoven, Bach, Buda, Cristo, jugo de zanahorias, suicidio, trajes hechos a mano, viajes en jet, Nueva York, y de repente todo ello se evaporaba y se perdía. La gente tenía que encontrar cosas que hacer mientras esperaba la muerte. Supongo que estaba bien poder elegir.

25 jul. 2010

Wake up, Neo.

Cada día estoy más segura de que me vigila y de que sabe cosas de mí. El hombre calvo de piel pálida con su traje completamente negro y de un ancho extraño.
Juraría que hasta su perro color tostado lo sabe.
Quieren algo de mí, y me los cruzo siempre a la misma hora por algo.
Temo que, cualquier día, un día como hoy, o ayer, días en los que me dejo caer por la cuesta de mi casa, porque el cerebro lo tengo tan lleno de mierda que no me dá ni para dar la mínima orden a mis piernas, la pantalla del ordenador se vuelva negra, y al más puro estilo Matrix empiece a comunicarse conmigo con un: DESPIERTA.
Odio como se cruzan nuestras miradas, porque noto como me saca la información a través de ella. Aunque lo peor es, después de haber pasado por su lado, girarme y que el también este girado mirándome.
Es un hombre extraño, solitario, quiero pensar que su atuendo es por su trabajo y que sus ojos son así por pura picardía y no por nada más. Aunque no sonríe.
Parece un robot.
Un robot con una gran frente arrugada e inexpresiva.

24 jul. 2010

Te quiero, Barcelona.

Pasan los años y sin darte cuenta, dejas de darle importancia a las cosas que ayer, para tí, eran un mundo. Las ciudades te curan de obsesiones absurdas, de ese amor apegaloso del que todos hablan. El trabajo te llena tan completamente que te crees víctima del atracón de bienestar más grande de tu vida. Vives feliz aquí, simplemente, porque sabes que aún a cientos de kilómetros tienes a alguien al que le falta tan poco para leerte la mente que antes de que pidas ayuda, ya está fabricandote una sonrisa. Alguien que te espera en el andén con cara de indiferencia. Alguien que después de una llamada desesperada, y porque cumplas esa gilipollez de no llorar, te habla de cojer un tren para estar contigo el día de tu cumpleaños. No es alguien que te envía flores. No hace falta. Es alguien que en un concierto cualquiera, canta un minuto contigo.
Es mejor vivir tranquilo. Con tu mente bullendo mil cosas con mil planes. Despertándose cada día con ganas de algo diferente pero que a la vez, no cambie nada.
Es una corrida, dar gracias, y saber que no te equivocabas al vender ilusiones y promesas de esas de que a todos nos toca alguna vez, y de que los sueños, aunque sean de mierda, al final, siempre se cumplen.

18 jul. 2010

Simple Minds

Igual esto a sido el mayor error de mi vida. No el irme. Eso nunca. Sino volver.
Ayer senti mi cuerpo mas fuera de lugar que nunca, mis ojos rojos ya lo anunciaron debajo de esa cinta de leopardo que ayer deje tirada en la arena. Ojitos rojos de toda la vida, y unas manos borrachas que al destapar la cama a las 7 de la mañana descubrieron que no habia ni siquiera sabanas. Eche de menos, mi colchon de uno en el suelo de esa buhardilla, incluso el hinchable. Me mori de rabia momentaneamente, y desee estar en mi sueño otra vez. Sin gentes que deciden por ti, lo que queda bien o lo que no, que te apretan el brazo, que te hacen daño...mientras yo lo unico que intentaba era seguir por la linea recta con unos zapatos que dan vertigo solo con mirarlos.
Es cierto, nadie me llama, ni hombres, ni mujeres, ni siquiera animales... Me tengo tan creida la originalidad que nadie llega a la altura. Quiza deberia hacer como todos, enamorarme de lo primero que pasa, cerrar los ojos y dejarme llevar... Dejar de sacar defectos y de comparar. Que todos los dias vuelvan a estar cortados por el mismo patron y que el primer y ultimo pensamiento del dia sean lo mismo. Sacar el corazon de la nevera, y ponerlo para cenar, entre dos velas y champagne. Que la tripa se llene de mariposas y de mierdas de esas. Y que no se mueran a la primera de cambio, que duren por lo menos lo que las flores... Te lo merecias, y yo igual te merecia, pero lo siento, me pillas en mi mejor momento.

¿Que me has hecho?

¿Y tu..., que me hiciste?

No me espereis, porque ahora si que ya se seguro que no quiero volver.

14 jul. 2010

Aire.

Y todas las noches la misma historia.
Llegaba a ese edificio de piedra gris, saturado de pensamientos varios, que se declaraban continuamente la guerra entre sus orejas, le impedían pensar por sí mismo mientras arrastraba sus botas sucias escalón, tras escalón, tras escalón...así, hasta sumar 365. El crujido de la madera no pasaba más allá de sus tímpanos, ni que hablar de tocar los nervios que iban del 'tambor' al campo de batalla.
Al final, ahí estaba la puerta de aluminio que separaba el olor de humedad putrefacta, del frío de la madrugada con el rugir del silencio absoluto. Era como un ritual, el ponerse delante de la manivela, apoyado sobre los dos pies, que luchaban por aferrarse al suelo. Entonces era cuando sus manos enguantadas, la rozaban y suavemente se abría, y recibía un golpe de aire que le hacía estremecerse.
El pelo le ondeaba largo, el poco que se escapaba de dentro de la capucha negra y como dos flechas lo empujaban hacia delante con fuerza sobrehumana. A los 26 pasos, las puntas se enredaban con la barandilla, inspiraba exageradamente dejando que sus pulmones se llenaran de oxígeno. Le gustaba el sonido del tacón de sus botas al golpear el metal cuando saltaba para que su cuerpo quedara sujeto al mundo sólo con dos manos, ese ‘clin-clin-clin…’.
Entonces, miraba al frente, con sus ojos gatunos y los arrugaba un poco, sonreía enseñando los dientes, y se soltaba, no saltaba, se dejaba caer, fluía, se mezclaba con el aire, disfrutaba del miedo que tenía de que la vida no le diera esa noche otra oportunidad, se le secaba la boca, cuantos menos metros le quedaban para llegar al asfalto, su estado de plenitud iba alcanzando el máximo. Y cuando, por fin, se estrellaba, cuando explotaba su cráneo, y sus ideas se esparcían como una gran colonia de insectos, cuando sus huesos parecían cristal de bohemia y se deshacían en mil pedazos, cuando aparecía ese charco de sangre, justo en ese momento, era feliz, sabía que no había ‘persona’ en el mundo más feliz que él, y lo era tanto que le daba igual hasta su miserable e insignificante vida. Se daba cuenta en el preciso instante que veía que no necesitaba nada más, ni siquiera un día más para hacer algo que tenía pendiente, su existencia estaba llena, completamente.

10 jul. 2010

Planta cuarta.

Estoy mirando por la ventana. Desde la calle, hasta los borrachos me pueden ver en ropa interior, como cuando me ducho y los vecinos me ven desnuda, es como si estuviera esperando, que llame al timbre, abrir la puerta con una sonrisa y follar de repente.
Me he tirado al suelo, no está frío. Me retuerzo, como si me mirara. Él no, creo que el amor no me interesa esta noche.
Una moto acaba de arrancar provocando un ruido ensordecedor. Alguien en la casa de enfrente esta viendo la tele. Me toco el pelo a la vez que hago pompas con el chicle de menta. En la nevera todavía queda cerveza. Mi cabeza se derrite.
Es como el problema que tiene el fregadero, si se llena demasiado de agua, se desborda, pero de una manera muy especial, no por arriba, no rebosa...va soltando lo que le sobra por debajo, lentamente, haciendo una carretera de agua en el parqué, de la que solo te das cuenta cuando vas descalza y sin querer, la pisas.
Un vestido largo paseaba hoy por las calles de Barcelona. Un sentimiento de buena fé moría a la vez. Que tú seas buena persona, no significa que los demás también lo sean. No es causa-efecto, por desgracia.
Ya lo dice el séptimo mandamiento, clara y sentenciosamente.

8 jul. 2010

Alzheimer.

¿Que pasaría si un día, sin más ni más, empezaras a olvidarlo todo? Al principio pocas cosas, o cosas tontas, al final...hasta tu propio nombre. ¿Con qué cara mirarias a las personas que se sientan a tu lado, te tocan y te hablan con toda la confianza del mundo si nisiquiera 'los conoces'? ¿Cuánto asco te daría un beso en la boca de alguien a quien es la primera vez que te cruzas?
Hoy, he visto la mirada más perdida que pueda existir, los ojos verdes más transparentes del mundo, unos ojos sin nada absolutamente detrás y que aún así, brillaban de una manera inimaginable y me sonreían.
Un día, sin más ni más, tus neuronas deciden que ya han vivido suficiente y que no las necesitas para nada. Desaparecen. Se esfuman, como tantas otras cosas de esta vida, sin avisar, y tú te quedas ahí, incapaz de detenerlas...

Vidas anónimas.


Y un día te paras a mirarte en un reflejo, en un vagón de tren, en una ciudad desconocida, rodeada de gente de mil colores distintos y tan sola.
Tenía las mejillas rojas y brillantes, el pecho se hinchaba al compás de las respiraciones apretando las tetas contra la tela del vestido de flores que parecía que no iba a aguantar. Se abanicaba con arte con una revista de ciencias y miraba a los demás intentando ocultar la incertidumbre de aquel que no sabe ni a dónde va ni porqué coño está dónde está. A pesar de todo, tendríais que verla caminar, vosotros, y también tú. Se despierta todos, absolutamente todos los días con ganas de comerse el mundo, y se mete en la cama igual, nada la acojona, nada la hace llorar. Ni siquiera el echarte de menos en la cama, un día puntual, en otros brazos, después de tanto tiempo. Ni siquiera el verse sola desbordada de trabajo, con decenas de movidas a su cargo. No canta, pero vive con una sonrisa constante en su cabeza. Esto es su sueño, lo que perseguía y lo que, de verdad, necesitaba.

P.D: Felicidades, de parte de la chica del metro.

27 jun. 2010

Despedida.

Llego a casa, un domingo más, a horas que no existen para la gente normal, atiborrada de alcohol. Llevo en una mano una bolsa con un sobre de fotos y 9 vasos que pretendo utilizar en mi casa de Barcelona. Al entrar en el patio me he tropezado con el todoterreno de Vicent, lo he mirado con cariño, no lo puedo evitar, lo voy a echar tanto de menos, el que irrumpa como un terremoto en mi cuarto el peor día de mi vida y me haga sacar una sonrisa.
Es verdad, lo que tanto había querido está aquí, me quedan días, días raros como los pasados, extraños, siento como si fuera a evaporarme y a desaparecer para siempre. Es posible.
Supongo que las rayadas siempre llegan a la misma hora, y los miedos también, ahora mismo pagaría por quedarme y que todo volviera a ser aburrido y monótono. También pagaría porque no hubieras aparecido nunca, porque no hubieras dejado ni una mísera nota en la ranura de la puerta de mi coche.
Tengo miedo, no lo niego. De volver, y que hayais cambiado...o incluso, de no volver.

26 jun. 2010

Buenos días, princesa.

He soñado toda la noche contigo. Ibamos al cine y tú llevabas aquel vestido rosa que me gusta tanto. Sólo pienso en tí, princesa. Pienso siempre en tí.

24 jun. 2010

Image and video hosting by TinyPic
Las cejas están ya más que hartas de que no pare de beber hasta que llego a ellas. La puerta de que me pare una hora delante a mirarla porque no recuerdo de que color es la llave que la abre. Mi coche de que no sepa dónde lo dejé abandonado, después de haberme traído sana y salva mientras yo juego a ir de rally.
No voy a mentir.
La cabeza tiene miedo, vé un salto inminente, se vé ya allí abajo con todo desparramado de sangre, abierta como una jodida sandía. Corazón, de vacaciones el cabrón, que le están durando años. El estómago no para de llamarlo a gritos cuando roza los labios y por causa-efecto empieza a destrozarlo todo, las piernas se vuelven líquidas y lo manchan todo. Tengo una excavadora dentro que no para de hacer viajes quitando escombros y mierda inútil. El sexo ya no me interesa, no quiero follarte, prefiero correrme con la luna, cuando nos deja locos y se la pira. Cuando se cae y por fín nos damos cuenta de que sí, estamos en el Show de Truman y les gritas a los cámaras que se corten un poco al cambiar los decorados. No me pone tu cuerpo, me pone tu risa.
Mis manos tartamudean, y mis pies no saben que calles van a pisar los próximos meses. Mis noches ya os echan de menos. Y mi cama se extraña al no oír hablar de tí, después de tanto tiempo.
Me voy...

20 jun. 2010

¿Where were you?

Días ligeros, noches borrosas.
Las bocas se pasean de vaso en vaso, relamiendo el hielo y labios cortados y perdidos por el alcohol. Chica descalza con un vestido de volantes cruzando puentes, moviendo las piernas disimuladamente intentando esconder el secreto de donde se juntan. Mancha amarilla caliente corriendo por las aceras.
Mis ojitos rojos son un clásico, como el verlo aparecer por el final de la calle los domingos de madrugada llamándome borracha. Me chulea y me pega tan flojo que acaba poniéndome. Me toca el pelo y se queda mirándome serio y con la ceja levantada.
Casi pierdo el conocimiento en un ascensor, entre vacilada y vacilada. Entre notita y notita dejadas en la puerta del coche.
Ayer estuve en su pasillo largo y oscuro, cumpliendo órdenes de no moverme y no tocar absolutamente nada. Sus ojos verdes y su lengua dura me sentaron, después de apretarme a base de sonrisas contra la pared. Perdí la cuenta de las horas que sus dedos estuvieron paseando por mi demacrada cara sin pasar más allá del cuello, justo de dónde había dos pecas que según me contó, le pedían a gritos ser mordidas. De las veces que me suplicó que me quitara los zapatos y de las que me recorría con la mirada todo el cuerpo descaradamente. De sus guapa. Del silencio de su aliento. Esos jodidos besos me revientan por dentro, me están volviendo loca a la carrera.
Image and video hosting by TinyPic

18 jun. 2010

Estoy tan sumamente vacía de imaginación y de palabras que por más que lo intento no me sale decir como me siento. Mezclas los sueños y las pesadillas, y ya no sabes en que punto empiezan unos y acaban los otros. Piensas si es esto realmente por lo que has luchado tanto, si es esto de lo que tanto has hablado.
Hoy somos yo y ellos, y lo demás no importa.
A quién apartar, con quién no hacer planes de futuro. Y delante de quién quitarte la coraza el primer día.
Hoy ha quedado claro quién está y quién no, sin quién no puedes vivir y a quién se le hace un mundo vivir sin ti...
A veces creo que soy la persona con más suerte del mundo, simplemente por esto.


17 jun. 2010

Slowly.

Nadie me había besado nunca de esa manera.

(por tu aquí y ahora...)

15 jun. 2010

I don't want fly alone.

No estoy triste, pero tampoco feliz del todo. Ya no es miedo, simplemente estoy flotando. No he dormido, no tengo sueño, mi cabeza se pasa cada una de las horas del día pensando en estupideces. Lo de la noche ya no lo son tanto.
Creo que no me lo creo. Porque no estas aquí.
Siempre pensé que serías tú la primera en marcharte, pareces más decidida a irte, con más ganas, tenías toda la confianza en que sí, que volarías, siempre pensé en el caso de que saliera bien, haríamos lo que yo toda esta tarde, juntas, que nos reiríamos de la mierda que ha pasado por mis ojos y que sería autómatico el dividir el precio del alquiler entre dos.
Aún así, en silencio, iba tanteando el mejor barrio, el que más te pueda gustar, y pasaba de largo de cuchitriles en los que sé bien cierto, que dos no caben. Me he callado cuando oía a la voz decir...para tí es más que suficiente... En mi mente retronaba la pregunta, ¿y ella dónde va a dormir?
¿Porque estoy haciendo esto sola?
No es lo mismo. Ya no tiene gracia.

14 jun. 2010

LOST

Las cosas se pierden de un día para otro, y al final acabas andando por la misma calle de antes. Porque todo es mentira, el sol que más me calienta es muy diferente del tuyo. Egoísmo y oscuridad.
Hay noches que creíste comerte el mundo en compañía, y cuando todo cambia, cuando la tierra te puede y empieza a dar bocados a tu cabeza, estás solo, sin quererlo, miras alrededor y te acuerdas de todos sus muertos porque te lo prometió. Prometió que esto nunca pasaría.
Y te quemas por dentro de rabia, pero da igual, porque la rabia no sabe de ganar pulsos. Y no quieres que te pregunten, ni que te vean la cara de mala ostia porque no quieres que sepan que te importa. Porque la puta realidad es que no me importa, que realmente me la suda. Como cuando te curas y tiras a la basura la medicina porque ya no te hace falta.
Estamos lejos, o yo estoy lejos simplemente, porque he decidido quedarme aquí, y aquí estaré, en silencio, porque jugarsela por alguien, sea quien sea, que no seas tú, es cagarla.

Volando sólo.

Tarde. Una tarde llena de ironías de la vida que me empiezan a cansar. De tonterías, palabrería, y de personas 'hipocríticas'.
Hasta que me he cagado en lo que toca y lo que no, en el tiempo que había pasado desde que lo había visto por última vez, 12 horas justas y en muchas cosas más.
No he salido, me ha rescatado de pasarme también las últimas horas agonizantes del domingo cagándome en Dios. A veces es necesario cambiar de aires, cuando te das cuenta que hay actitudes que te empiezan a superar y que tú ves que solo hacen que hincharte los cojones.
Es como el: Si, si, si, claro que si. Y luego llevarte el NO del siglo. Es como decir: ¿Quién coño eres? y ¿Qué coño me estás contando?
No me los toqueis más, de verdad. Odio la hipocresía y por más que intento ponerme a vuestra altura no lo consigo.
Poco aguante.

Y tú... bueno... me gustaría saber cómo hemos llegado a parar aquí, con picaduras y mordiscos incluidos.

13 jun. 2010

T

Katherine sabía que había algo en mí que pasaba de todo lo que podía considerarse saludable. Yo estaba sumergido en todas las cosas supuestamente malas: me gustaba beber, era un vago, no tenía ni dios ni conciencia política, ideas, ideales. Estaba metido en la inanidad más completa; una especie de no-ser, y lo aceptaba. Eso no podía hacerme una persona interesante. Yo no quería ser interesante, de todos modos, era algo muy duro. Lo único que quería realmente era un lugar blando e impreciso donde poder vivir y donde me dejaran tranquilo. Por otro lado, cuando me emborrachaba pegaba gritos, me volvía loco, perdía todo tipo de control. Un comportamiento no pegaba mucho con el otro. No me importaba.
Image and video hosting by TinyPic

11 jun. 2010

Image and video hosting by TinyPic

9 jun. 2010

Desde que te ví.

Llega sin querer, sin avisar, sin hacer ruido, sin levantar demasiadas pasiones.
Llega tranquilo, con sus caras y su manera de mover las manos.
La inseguridad nos impide darnos cuenta, disfrutar de las cosas.
Del sol mañanero que le jode en los ojos.
Llega el día en que la risa retruena por toda la calle y algo revienta en tu interior en mitad de un beso.

Image and video hosting by TinyPic

8 jun. 2010

Pin, ya no quiere a Pon.

El otro día me dí cuenta de que la mujer de Pon, Pin también va maquillada ya como si fuera una puta. Es Barbie, pero en enana, cabezona y con el pelo rosa.

Han hecho un putiferio de uno de mis juguetes preferidos de la infancia.

Mi padre lo primero que me rompió y que recuerdo, fué la rampa de 'El centro comercial de Pinypon' intentando colocarla. Si, eso fué lo primero de todo lo demás.

6 jun. 2010

Velocidad.

Te paras y piensas en ti, en la felicidad, y en que estás a un metro de que todo se vaya a la mierda, que todo termine y que duela tanto que quizás, después del gran golpe, no puedas ni siquiera volver a andar. Lo peor de todo, es que no nos da tiempo ni a dar las gracias al aire para tenerlo contento, porque este se cuela por las rendijas y te acaba dejando sin aliento, y por lo tanto, sin oxígeno que llevar al cerebro.
Los domingos no deberían existir. Los domingos por la mañana no deberían existir. No debería existir la posibilidad de fugarse, deslizarse por las escaleras y escapar por esa verja si no se está en total posesión de facultades mentales y está claro que ahí, fallo.
Debo dejar de llegar tan tarde a la cama, de llegar tan ‘zombie’, que ya sin alcohol de por medio como excusa, mis ojos hablan de rojez crónica y mi mente de remordimientos de color verde. Tengo que dejar de vivir el ‘aquí y ahora’ y el ir ‘tan a saco’. A veces se me olvida lo que soy, sobre todo a partir de ciertas horas, acabo haciendo lo que me pide el cuerpo o lo que es esperado por todos que mi cuerpo haga.
Y lo hace rápido y mal. Sin verdaderas ganas.
Vivimos de simples ilusiones, las creamos y destrozamos brutal y continuamente.



(El día que no pueda más…)

3 jun. 2010

Lugares Comunes

'Cuando se percibe lo absurdo, el sin sentido de la vida, se percibe también que no hay meta y que no hay progreso.
Image and video hosting by TinyPic
Se entiende, aunque no se quiera aceptar, que la vida nace con la muerte adosada, que la vida y la muerte no son consecutivas, sino simultáneas e inseparables.
Si uno puede conservar la cordura y cumplir con normas y rutinas en las que no cree, es porque la lucidez nos hace ver que la vida es tan banal que no se puede vivir como una tragedia.'

Image and video hosting by TinyPic



Me cuelgo de su pelo,
me engancho de su miel,
me encuentro con mi hada,
que esta loca también,
he vuelto a la andadas,
he vuelto a enloquecer,
lo ví escrito en la luna,
luna creciente...

2 jun. 2010

30 may. 2010

Vómitos.

Tengo ganas de vomitar. Me he acostado a las 9 y media y las sábanas ya no me soportan más esta borrachera tonta que he pillado para despedir el mes de mayo. Estoy lo más vertical que puedo y por desgracia la luz del portátil me alcanza para verme el cuerpo tatuado con permanente azul (hace dos semanas, llena de pegatinas, hoy de permanente azul, no quiero que me vea mi madre). A lo que alcanza mi vista llevo una especie de cebreado por todo el brazo, y una declaración de amor en la que pone 'Nadia y Toni'. Acabo de recordar que también llevo, la cara, la rodilla izquierda, el pie y el pantalón tatuados. Me he mirado, parezco un puto pitufo que ayer intentó ser gato. Las líneas se han corrido y tengo una tonalidad azul-muerto increíble. Nunca más vuelvo a la Joy, ni mucho menos a un after después de una Joy. Nunca más bailo thriller con el muñeco del Peugeot.

He acabado haciendo perdidas a mi propio teléfono fijo, para que mi madre se distraiga y poder salir corriendo al baño, ¡esta vida NO me perteneceee! ¡esto NO es real!

29 may. 2010

Sinceramente, no sé que coño hace una mujer como mi madre con este tío, y que se entere de una puta vez el mundo.
Hay días que no cabe más odio dentro de mí.

28 may. 2010

¿Cómo...?

Es como vivir en un cubo. Con los lados de cristal. Que se quedan empañados cuando acercas tu cara para ver mejor lo de fuera, a la gente que pasa, ajena a que puede que un día te quedes sin aire, riendo, con sus vidas encarriladas y medio hechas. Con sus vidas a veces, tan envidiables.

Es como cuando se rompe un plato en la cocina, y los cristales se esparcen tanto que no puedes ir descalzo durante varios días por si acaso. Es como despotricar por ello. Es como quedarme mirándote, como estar aquí pensando en ti, en lo solo que te debes sentir. Es como arrepentirme momentáneamente de olvidarte y de borrar tu nombre del mío.

Es como sonreír un día porque si, preguntarte porque hoy es así y ayer diferente. Estar encerrado durante la mayor parte del día, sin hambre sin sueño, porque no hay vida real. Es como estar esperando el final de la película, sin molestarte por los detalles del durante, ni de la gente que ha hecho por acompañarte.

Los que más sufren son, siempre, los que no saben lo que quieren.
Image and video hosting by TinyPic

25 may. 2010


24 may. 2010

Sonrisas y lágrimas.

Los días se te escapan entre los dedos, tan rápido, que apenas te da tiempo a pensar en ellos, a saborearlos, a que pase algo, a ponerles nombre. Al sol no le da tiempo a quemarte, se refleja en tus piernas un instante justo para que tú lo inmortalices. La vida es tan breve que acaba dando asco…
Image and video hosting by TinyPic

23 may. 2010

PAIN

Me he fumado la arena y el humo se a ido colando por la flor que sujetaba mi pelo. Esta noche no se oía el agua, simplemente una voz rastrera repleta de graves desgañitandose por fuera pero sin decir nada de lo que siente por dentro. Hoy no olía a mar, olía a azul, cuello y manos impregnando el paseo. No sabía del todo a sal, las cosas no pueden ser forzadas, sino acaban sabiendo a hierro. Cómo la hipocresía. Sólo Dios sabe cuán necesito algunas cosas... No dejo de estirar los dedos... De ponerme de puntillas. Curarse.
No hay día que no...

22 may. 2010

diferente

Sentada en la cama, con esa camiseta de los Lakers y con un vaso de agua en una mano. Que raro es todo de repente, que poco hay escrito, que poco hay marcado, solamente que mañana vuelve a ser sábado, otra vez, la misma historia, las mismas horas borrosas que te hacen sentir tan bien.
No sabes hacia dónde echar a correr, y eso te hace sentir tan mal... Porque tus pies estan a punto y también tus puños apretados. Has roto con todo, y lo poco que queda lo estás haciendo pedacitos como si de papel se tratara. Lo ves todo tan difícil, tienes claros tus sueños, pero la vida está demasiado cara para llevarlos a cabo. Intentas crear nuevas ilusiones y alguien te dice que cuidado, que se te romperán seguro y te estamparás contra el suelo. Entonces te giras, y te preguntas que más dá, si no es la primera vez que te las han robado, ni la última que vas a levantarlas, preguntas cuantas veces has tenido ya que cambiarlas. No sabes de independencia exterior. ¿Quién sabe qué, hoy por hoy, de mí? ¿Quién sabe realmente lo que pasaba por mi mente a las 10 de la mañana mientras miraba a la pared? ¿Qué más dá que cada día quiera ser una cosa diferente? Tú más que nadie sabes lo que es ser algo que no quieres toda tu vida.
Y es no quiero llegar un día, y pensar que he perdido el tiempo...