27 jun. 2010

Despedida.

Llego a casa, un domingo más, a horas que no existen para la gente normal, atiborrada de alcohol. Llevo en una mano una bolsa con un sobre de fotos y 9 vasos que pretendo utilizar en mi casa de Barcelona. Al entrar en el patio me he tropezado con el todoterreno de Vicent, lo he mirado con cariño, no lo puedo evitar, lo voy a echar tanto de menos, el que irrumpa como un terremoto en mi cuarto el peor día de mi vida y me haga sacar una sonrisa.
Es verdad, lo que tanto había querido está aquí, me quedan días, días raros como los pasados, extraños, siento como si fuera a evaporarme y a desaparecer para siempre. Es posible.
Supongo que las rayadas siempre llegan a la misma hora, y los miedos también, ahora mismo pagaría por quedarme y que todo volviera a ser aburrido y monótono. También pagaría porque no hubieras aparecido nunca, porque no hubieras dejado ni una mísera nota en la ranura de la puerta de mi coche.
Tengo miedo, no lo niego. De volver, y que hayais cambiado...o incluso, de no volver.

26 jun. 2010

Buenos días, princesa.

He soñado toda la noche contigo. Ibamos al cine y tú llevabas aquel vestido rosa que me gusta tanto. Sólo pienso en tí, princesa. Pienso siempre en tí.

24 jun. 2010

Image and video hosting by TinyPic
Las cejas están ya más que hartas de que no pare de beber hasta que llego a ellas. La puerta de que me pare una hora delante a mirarla porque no recuerdo de que color es la llave que la abre. Mi coche de que no sepa dónde lo dejé abandonado, después de haberme traído sana y salva mientras yo juego a ir de rally.
No voy a mentir.
La cabeza tiene miedo, vé un salto inminente, se vé ya allí abajo con todo desparramado de sangre, abierta como una jodida sandía. Corazón, de vacaciones el cabrón, que le están durando años. El estómago no para de llamarlo a gritos cuando roza los labios y por causa-efecto empieza a destrozarlo todo, las piernas se vuelven líquidas y lo manchan todo. Tengo una excavadora dentro que no para de hacer viajes quitando escombros y mierda inútil. El sexo ya no me interesa, no quiero follarte, prefiero correrme con la luna, cuando nos deja locos y se la pira. Cuando se cae y por fín nos damos cuenta de que sí, estamos en el Show de Truman y les gritas a los cámaras que se corten un poco al cambiar los decorados. No me pone tu cuerpo, me pone tu risa.
Mis manos tartamudean, y mis pies no saben que calles van a pisar los próximos meses. Mis noches ya os echan de menos. Y mi cama se extraña al no oír hablar de tí, después de tanto tiempo.
Me voy...

20 jun. 2010

¿Where were you?

Días ligeros, noches borrosas.
Las bocas se pasean de vaso en vaso, relamiendo el hielo y labios cortados y perdidos por el alcohol. Chica descalza con un vestido de volantes cruzando puentes, moviendo las piernas disimuladamente intentando esconder el secreto de donde se juntan. Mancha amarilla caliente corriendo por las aceras.
Mis ojitos rojos son un clásico, como el verlo aparecer por el final de la calle los domingos de madrugada llamándome borracha. Me chulea y me pega tan flojo que acaba poniéndome. Me toca el pelo y se queda mirándome serio y con la ceja levantada.
Casi pierdo el conocimiento en un ascensor, entre vacilada y vacilada. Entre notita y notita dejadas en la puerta del coche.
Ayer estuve en su pasillo largo y oscuro, cumpliendo órdenes de no moverme y no tocar absolutamente nada. Sus ojos verdes y su lengua dura me sentaron, después de apretarme a base de sonrisas contra la pared. Perdí la cuenta de las horas que sus dedos estuvieron paseando por mi demacrada cara sin pasar más allá del cuello, justo de dónde había dos pecas que según me contó, le pedían a gritos ser mordidas. De las veces que me suplicó que me quitara los zapatos y de las que me recorría con la mirada todo el cuerpo descaradamente. De sus guapa. Del silencio de su aliento. Esos jodidos besos me revientan por dentro, me están volviendo loca a la carrera.
Image and video hosting by TinyPic

18 jun. 2010

Estoy tan sumamente vacía de imaginación y de palabras que por más que lo intento no me sale decir como me siento. Mezclas los sueños y las pesadillas, y ya no sabes en que punto empiezan unos y acaban los otros. Piensas si es esto realmente por lo que has luchado tanto, si es esto de lo que tanto has hablado.
Hoy somos yo y ellos, y lo demás no importa.
A quién apartar, con quién no hacer planes de futuro. Y delante de quién quitarte la coraza el primer día.
Hoy ha quedado claro quién está y quién no, sin quién no puedes vivir y a quién se le hace un mundo vivir sin ti...
A veces creo que soy la persona con más suerte del mundo, simplemente por esto.


17 jun. 2010

Slowly.

Nadie me había besado nunca de esa manera.

(por tu aquí y ahora...)

15 jun. 2010

I don't want fly alone.

No estoy triste, pero tampoco feliz del todo. Ya no es miedo, simplemente estoy flotando. No he dormido, no tengo sueño, mi cabeza se pasa cada una de las horas del día pensando en estupideces. Lo de la noche ya no lo son tanto.
Creo que no me lo creo. Porque no estas aquí.
Siempre pensé que serías tú la primera en marcharte, pareces más decidida a irte, con más ganas, tenías toda la confianza en que sí, que volarías, siempre pensé en el caso de que saliera bien, haríamos lo que yo toda esta tarde, juntas, que nos reiríamos de la mierda que ha pasado por mis ojos y que sería autómatico el dividir el precio del alquiler entre dos.
Aún así, en silencio, iba tanteando el mejor barrio, el que más te pueda gustar, y pasaba de largo de cuchitriles en los que sé bien cierto, que dos no caben. Me he callado cuando oía a la voz decir...para tí es más que suficiente... En mi mente retronaba la pregunta, ¿y ella dónde va a dormir?
¿Porque estoy haciendo esto sola?
No es lo mismo. Ya no tiene gracia.

14 jun. 2010

LOST

Las cosas se pierden de un día para otro, y al final acabas andando por la misma calle de antes. Porque todo es mentira, el sol que más me calienta es muy diferente del tuyo. Egoísmo y oscuridad.
Hay noches que creíste comerte el mundo en compañía, y cuando todo cambia, cuando la tierra te puede y empieza a dar bocados a tu cabeza, estás solo, sin quererlo, miras alrededor y te acuerdas de todos sus muertos porque te lo prometió. Prometió que esto nunca pasaría.
Y te quemas por dentro de rabia, pero da igual, porque la rabia no sabe de ganar pulsos. Y no quieres que te pregunten, ni que te vean la cara de mala ostia porque no quieres que sepan que te importa. Porque la puta realidad es que no me importa, que realmente me la suda. Como cuando te curas y tiras a la basura la medicina porque ya no te hace falta.
Estamos lejos, o yo estoy lejos simplemente, porque he decidido quedarme aquí, y aquí estaré, en silencio, porque jugarsela por alguien, sea quien sea, que no seas tú, es cagarla.

Volando sólo.

Tarde. Una tarde llena de ironías de la vida que me empiezan a cansar. De tonterías, palabrería, y de personas 'hipocríticas'.
Hasta que me he cagado en lo que toca y lo que no, en el tiempo que había pasado desde que lo había visto por última vez, 12 horas justas y en muchas cosas más.
No he salido, me ha rescatado de pasarme también las últimas horas agonizantes del domingo cagándome en Dios. A veces es necesario cambiar de aires, cuando te das cuenta que hay actitudes que te empiezan a superar y que tú ves que solo hacen que hincharte los cojones.
Es como el: Si, si, si, claro que si. Y luego llevarte el NO del siglo. Es como decir: ¿Quién coño eres? y ¿Qué coño me estás contando?
No me los toqueis más, de verdad. Odio la hipocresía y por más que intento ponerme a vuestra altura no lo consigo.
Poco aguante.

Y tú... bueno... me gustaría saber cómo hemos llegado a parar aquí, con picaduras y mordiscos incluidos.

13 jun. 2010

T

Katherine sabía que había algo en mí que pasaba de todo lo que podía considerarse saludable. Yo estaba sumergido en todas las cosas supuestamente malas: me gustaba beber, era un vago, no tenía ni dios ni conciencia política, ideas, ideales. Estaba metido en la inanidad más completa; una especie de no-ser, y lo aceptaba. Eso no podía hacerme una persona interesante. Yo no quería ser interesante, de todos modos, era algo muy duro. Lo único que quería realmente era un lugar blando e impreciso donde poder vivir y donde me dejaran tranquilo. Por otro lado, cuando me emborrachaba pegaba gritos, me volvía loco, perdía todo tipo de control. Un comportamiento no pegaba mucho con el otro. No me importaba.
Image and video hosting by TinyPic

11 jun. 2010

Image and video hosting by TinyPic

9 jun. 2010

Desde que te ví.

Llega sin querer, sin avisar, sin hacer ruido, sin levantar demasiadas pasiones.
Llega tranquilo, con sus caras y su manera de mover las manos.
La inseguridad nos impide darnos cuenta, disfrutar de las cosas.
Del sol mañanero que le jode en los ojos.
Llega el día en que la risa retruena por toda la calle y algo revienta en tu interior en mitad de un beso.

Image and video hosting by TinyPic

8 jun. 2010

Pin, ya no quiere a Pon.

El otro día me dí cuenta de que la mujer de Pon, Pin también va maquillada ya como si fuera una puta. Es Barbie, pero en enana, cabezona y con el pelo rosa.

Han hecho un putiferio de uno de mis juguetes preferidos de la infancia.

Mi padre lo primero que me rompió y que recuerdo, fué la rampa de 'El centro comercial de Pinypon' intentando colocarla. Si, eso fué lo primero de todo lo demás.

6 jun. 2010

Velocidad.

Te paras y piensas en ti, en la felicidad, y en que estás a un metro de que todo se vaya a la mierda, que todo termine y que duela tanto que quizás, después del gran golpe, no puedas ni siquiera volver a andar. Lo peor de todo, es que no nos da tiempo ni a dar las gracias al aire para tenerlo contento, porque este se cuela por las rendijas y te acaba dejando sin aliento, y por lo tanto, sin oxígeno que llevar al cerebro.
Los domingos no deberían existir. Los domingos por la mañana no deberían existir. No debería existir la posibilidad de fugarse, deslizarse por las escaleras y escapar por esa verja si no se está en total posesión de facultades mentales y está claro que ahí, fallo.
Debo dejar de llegar tan tarde a la cama, de llegar tan ‘zombie’, que ya sin alcohol de por medio como excusa, mis ojos hablan de rojez crónica y mi mente de remordimientos de color verde. Tengo que dejar de vivir el ‘aquí y ahora’ y el ir ‘tan a saco’. A veces se me olvida lo que soy, sobre todo a partir de ciertas horas, acabo haciendo lo que me pide el cuerpo o lo que es esperado por todos que mi cuerpo haga.
Y lo hace rápido y mal. Sin verdaderas ganas.
Vivimos de simples ilusiones, las creamos y destrozamos brutal y continuamente.



(El día que no pueda más…)

3 jun. 2010

Lugares Comunes

'Cuando se percibe lo absurdo, el sin sentido de la vida, se percibe también que no hay meta y que no hay progreso.
Image and video hosting by TinyPic
Se entiende, aunque no se quiera aceptar, que la vida nace con la muerte adosada, que la vida y la muerte no son consecutivas, sino simultáneas e inseparables.
Si uno puede conservar la cordura y cumplir con normas y rutinas en las que no cree, es porque la lucidez nos hace ver que la vida es tan banal que no se puede vivir como una tragedia.'

Image and video hosting by TinyPic



Me cuelgo de su pelo,
me engancho de su miel,
me encuentro con mi hada,
que esta loca también,
he vuelto a la andadas,
he vuelto a enloquecer,
lo ví escrito en la luna,
luna creciente...

2 jun. 2010