21 dic. 2011

Hoy, no sé que me duele más…si los 350 kilómetros o tú todavía: "Després de tú, ella.".

http://perraparidora.blogspot.com/2010/06/slowly.html

29 nov. 2011


Cualquiera que me viera bailando Killer Queen, sabría al instante que soy la mujer de su vida. Por la sonrisa y el buen rollo, y todo eso. El resto pensarán que soy retrasada.


28 nov. 2011

Extremoduro - Standby

Parece que últimamente todo el mundo está más relajado, más tranquilo, menos frenético y más triste. Parece que los segunderos estén a punto de morir arrastrándose en cada movimiento. Callados, silenciosos, andando, con esa sonrisa. Esa sonrisa, que dá miedo, que dos conocen. Las de las putas los sábados por la mañana, la mía por la tarde.
¿Quién ha pulsado el botón de Standby? Porque me despierto cada día pensando que no tengo que hacer nada, porque es culpa del destino y es cosa suya el darse cuenta de que se ha equivocado de persona. Porque esto me aburre, con sus caras, su monotonía. Y preguntando un como estás me doy cuenta de que a todos les pasa lo mismo. Que nadie es feliz, que es mentira. Que vivimos esperando a que pase algo. Algunos algo bueno, a otros nos dá igual que todo estalle. Como en aquel sueño. En el que se cierra tu posibilidad de sobrevivir porque no has podido correr más rápido, y al final te mueres, pero tienes la posibilidad de ver el cielo más bonito que nunca, aunque por última vez y desde la tierra.
Ya no tengo el vómito continuamente apretando en la garganta. Será la edad. Será que ya no sabe bien ni el alcohol. Será que no había nadie después de…
Ya no hay banderas ondeando pidiendo socorro, solo canciones intactas. Canciones, ciudades, y vidas.

17 nov. 2011

¿Has olvidado quién eres?

1 nov. 2011

27 oct. 2011

Otro jueves.

La lluvia de octubre mezclándose con la tuya interior. El ruido de las zapatillas al saltar los charcos. Las cáscaras de las mandarinas verdes bailando al son de unas escaleras mecánicas. La espuma de la cerveza. Alguien que te grita un: Eh! Despierta. Las ganas, la fuerza, la ilusión, que se sujetan en las rendijas de las alcantarillas luchando contra el agua que las arrastra. La vida. Los recuerdos. Los buenos momentos. Las risas y todas las lágrimas. Todo explotando un jueves. Siempre en jueves.

18 oct. 2011

Sobran bueyes.

Hace un rato que me acaban de ofrecer trabajo en París. Pero no trabajo en plan, ven, que aquí hay trabajo y seguro que encuentras. No. Trabajo de vente con las maletas y los papeles que te quedas.
La verdad es que es una oferta bastante apetecible con este dolor de cabeza después de estar haciendo toda la tarde (y toda la mañana) el gilipollas.
Por no hablar de esa mierda de sensación de que te está chuleando hasta el apuntador.
(…)
¿Que más te dá? No lo pienses. Déjalo.
(…)
Pero eso, ¿que más dá?
Pues no hay kilómetros de distancia, todos los que 'lo que queda' necesite...

PD: Creo que es la primera vez, que a las horas, borro la mitad de un texto, porque si, la situación no lo vale. Quizá porque éramos amigos.



"Las cloacas no sollozan si no las toca el calor, ensombrecidas, la penumbra está risueña y se empapa del color que yo le pida, y cuando digan que en este remanso el dolor no se durmió, será MENTIRA."

10 oct. 2011

Todo un detalle.

Bueno hoy te voy a enviar un trocito de pelicula, que es una canción pero no sé en que orden ponerlo...es la canción no compuesta expresamente para la bso ,insertada en peli que mejor acopla...tanto que la escena parece el clip. Si la ves subtitulada aún es más evidente...
Además él es EL y ella es la hija de Serge Gainsbourg y Jane Birkin, la extraña pareja que escandalizó al mundo bienpensante en el 68, fue como un charly francés, salvando las distancias claro...Serge tal vez más poeta que músico...y me encanta imaginar lo que pensaría la mayoría de la gente cuando escucharan por la radio " je t'aime...mais non plus".

Historietas aparte, la escena me gusta porqué está rodada en la tienda de música más genial del mundo y estoy seguro que cuando tú vayas a París tendran que sacarte con espátula de allí dentro...es la tienda Virgin de los Campos Elíseos...oufff una pasada!

espero verla algun dia.(sola la he visto virtualmente)


que tengas un buen viaje a paris,todo lo mejor

NAHUEL.

6 oct. 2011

Rêves.

Hoy es otro día triste. Y es el principio de los días tristes que vendrán. Y es un triste diferente porque no sabes escribirlo. Hay días tristes que cuando se escriben se borran. Es como la magia.
Y aquí hay barro, mucho barro. Quiero volver.




Quedarme todo el día en casa esperando una llamada es algo que odio con todo el alma. Si estoy sola, me da la sensación de que voy pudriéndome y deshaciéndome, hasta convertirme en un líquido verdoso que es absorbido por la tierra. De mí sólo sobrevive la ropa. Ésta es la sensación que tengo cuando me quedo todo el día en casa esperando una llamada...
TOKIO BLUES - Haruki Murakami

23 sept. 2011

INSOMNIO 9

No puedo dormir.
No sé si es por el Red-bull del desayuno, por la siesta sin la que ya no puedo funcionar o por el mal sabor de boca que me ha dejado este libro tantas y tantas veces recomendado por ella. Debería saber ya, lo poco que me atraen las historias de drogas, sexo sin sentido y narcos costarricenses.
Y deberá ser por eso.
Porque hace ya días que caigo inconsciente en el otro lado de la almohada, incapaz de generar un solo pensamiento antes de caer en un sueño profundo, muchas veces aliñado con pesadillas en las que se me caen los dientes (si, los dientes), y que parece ser presagian que algo malo va a ocurrir. Obviamente nunca le doy la mayor importancia más que al sobresalto y la angustia de los primeros segundos del despertar.
Si, se puede decir que estoy bien, está claro, tengo el blog abandonado. Mi terapia. Aunque siempre es bueno dejarse caer en estos lugares, en noches como esta para reafirmar que seguimos pensando. Y pensando en algo más allá que en los amigos (dudables muchos ellos en estos días que corren) y las cosas (que no son más que cosas, si, lo siento, tenías que saberlo) que nos rodean.
Soy consciente de que muchos creen que lo que estoy haciendo no es lo correcto y de que en intentos desesperados por llamar la atención, van provocando con sus vidas perfectas que lejos de producirme envidia, desatan carcajadas y no solo las mías… Las de más gente de las que te podrías imaginar. Porque tú más que nadie, detestas lo que estás haciendo.
La verdad es que tienes que saber que no hay marcha atrás. Realmente sería capaz de borrar todos tus recuerdos de un plumazo porque ya no eres la persona que yo conocí, y sé en el fondo que tú tampoco eres del todo quién quieres ser. Pero ese es tú problema, y ciegos hemos estado todos. Mi consejo es el de dejar de fingir, aunque es complicado hacerlo del todo y te quedas bastante solo, vives mucho más tranquilo.
Porque no quiero amistades de salir de fiesta y que realmente no tienen ni idea de cuál es el motor que mueve tu vida, ni gente que me juzga y se me tira al cuello aunque haga varios meses que no me ven. No quiero gente que me hable de cosas absurdas las 24 horas del día. Ni los que te amargan cuando no tienen ni puta idea de cuál es la otra parte de la historia.
Lo que necesito es a gente como Eva. Eva es perfecta, es la máxima expresión de la bondad y la transparencia. Eva siempre está pendiente de mí, y cuando estás mal se vuelve más dulce aún si cabe. Eva sabe todos mis secretos, y no le hizo falta demasiado tiempo para saberlos, porque se le nota en los ojos que estará a mi lado para siempre. A veces, me gustaría ser un poco más como ella y no montar en cólera por nimiedades. Aunque está claro que yo soy así. Y la personalidad de cada uno se puede atenuar, con mucho trabajo, pero siempre, siempre, algún día, acaba saliendo. Y el que la cambia, es porque realmente no tenía ninguna definida.
No, no he dejado de pensar, ni de darle vueltas a las cosas y de buscar todos sus rincones.
Han cambiado los sueños, la rutina y las relaciones. Echo de menos la madurez de Gemma y de Alberto, y la verdad es que no la encuentro aquí en ninguna parte. Se podría decir que echo de menos hasta la lista de pacientes que me esperaba cada día apoyada en la mesita de metal, a ellos, sus nervios, sus agradecimientos sinceros y hasta sus malas palabras. De esa satisfacción que me acompañaba por las noches en el sofá amarillo cuando todo tenía un sentido aplastador.
Y en cierto modo, el hoy también lo tiene, pero es tan difícil… Y la verdad es que ya no creo tanto en mí, por eso ya no hago fotos tampoco. Aunque todo cambiará, de eso estoy segura, porque todo ha cambiado mil veces ya…y lo hará otras tantas, y entonces tendré un flash esperándome. Un flash, una carpeta en el escritorio llena de inspiración. Y sé que lo conseguiré, no sé cuantos años tardaré, pero es algo que parece que está escrito. Eso, y que los fantasmas de todo tipo se vayan a joder a quienes necesitan bajar de las nubes a ostias. Que yo ya he tenido suficiente.

17 sept. 2011

Nunca te vas del todo.

Era como si al girar la cabeza para apoyarla en la cara contraria de la almohada , me hubiera teletransportado allí, con la oscuridad abrazándome y el silencio relativo como compañero de cama.
La nostalgia es una buena excusa para volver a escribir, las dudas que envuelven los pasos que titubeas, …o el miedo.

15 ago. 2011

Barro.

Una noche más de vomitar por las esquinas. De vómitos perfectos, sin el mal sabor de boca de después. Como si supiera hacerlo y estuviera premeditado.
No lo voy a negar, hubiera pagado mucho dinero para que hubiera alguien en la puerta de mi casa esperándome, para abrazarme y llorar como un niño al que le va la vida en aquello por lo que sufre. Para desvanecerme en unos brazos con unas manos que me acarician el pelo y me susurran que todo irá bien. Pero hay cosas que el dinero no puede comprar.
La verdad es que no tengo palabras para explicar como me siento, y tampoco es nada bonito, por eso salen textos así.
Creo que he perdido todo aquello que era, y me he quedado en un mísero cuerpo con los ojos fijados en el andar de los pies de la gente...

6 ago. 2011

Lo esencial es invisible a los ojos.

—Sois bellas, pero estáis vacías —continuó—. No se puede morir por vosotras. Sin duda que un transeúnte común creerá que mi rosa se os parece. Pero ella sola es más importante que todas vosotras, puesto que es ella la rosa que he regado. Puesto que es ella la rosa quien puse bajo un globo. Puesto que es ella la rosa que abrigué con el biombo. Puesto que es ella la rosa cuyas orugas maté (salvo las dos o tres que se hicieron mariposas). Puesto que es ella la rosa a la que escuché quejarse, o alabarse, o aun, algunas veces, callarse. Porque ella es mi rosa.

19 jul. 2011

Image and video hosting by TinyPic
Hoy es un día triste para la humanidad.

13 jul. 2011

Pues no, la verdad es que no.

Ahora mismo pagaría muchísimo dinero por que Eva estuviera aquí a mi lado en la oscuridad hablándome de lo mucho que echa de menos a su familia, y a sus perros. Necesito escucharla, que me cuente sus cosas, que me diga que está agobiada y que no sabe si lo que ha hecho es lo correcto. La necesito a ella. Y a mi rubia. Mi rubia que está tan triste y le duele tanto todo. Le contaría que a mi, no se porqué, después de tanto tiempo, esta noche también me duele un poco. Me gustaría que saliera con su pijama gris de Bob Esponja con el cepillo de dientes en la mano, quitándole importancia a todo. O ver a Eva auparse a por mis chanclas vestida con dibujos de Minnie Mouse. Me apetece criticar el hospital, porque me saturan de trabajo, pero en el fondo, saber que me llevo a casa esas sonrisas.
Quiero ver a Alberto, y notar su cariño desde su manera de ser. Echo de menos todo lo mío, ser quién soy, hacer lo que estoy hecha para hacer, y no empeñarme en dedicarme a cosas que aparte de que no se me dan bien, me resultan totalmente superfluas.
Me gustaría llegar al día D. Para hablar conmigo misma y decirme: 'Que esto nunca te cambie.'
Estoy harta de todos. De todas y cada una de las personas que me rodean y más que de nadie, de mí. Porque no soy capaz de diferenciarlos a unos de otros, ni ver su magia, ni nada...

5 jul. 2011

Image and video hosting by TinyPic

Ahora tu cabeza es una tormenta de arena.

4 jul. 2011

Si tú supieras...

Hay días en los que las escaleras te reciben triste, porque sí, y solo, sobretodo solo. Y agotado. Cansado de una vida frenética y agresiva, una lucha entre gente mala, buena y tú. Tú buscando a alguien parecido con quién compartir las minúsculas partículas voladoras que se ven a través de la luz de la lámpara. No se trata de amor, para nada, los bufones ya deciden su destino. Lo que sí y lo que no. Hay días que no tengo ganas de hablar con nadie, porque lo que tengo que decir no es nada más relevante que el tic-tac del segundero del reloj amarillo. Un reloj amarillo. Y la vida que intenta destruirte dándote todo tipo de envidias, enseñándote todo aquello que no tienes, y que no tendrás, porque no eres capaz de amarrarlo. Porque no quieres. Los recuerdos repiqueteando encima de la mesa como la primera lluvia de abril, diciendo lo que no eres. Feliz.
La gente como artistas callejeros, todos tienen algo que ofrecer, algo por lo que pagarías, o te enamorarías, y yo solo río.
Y lo cierto es que no sé que hago aquí, con un sueño permanente que no calma ni con mil horas de cama seguidas. Porque alguien se los llevó, y robarselos a otro no es lo mismo. Y no es válido. Al menos, no para mí.

VOLAR.

3 días…


26 jun. 2011

Me apetece inmolarme en un piso del centro de Barcelona con las 4 paredes pintadas de verde oscuro. He dicho. BUM!

22 jun. 2011

AUTOCRíTICA.


Tengo la fe, tengo la intuición, tengo el viejo trono de un rey y ahora sólo soy bufón.
Y un espejo roto en la pared, descompone en mil pedazos, la piel donde escondí todo aquel calor. 
Y la actriz sabe bien lo que hacer, se desnuda y entiende quién fue...

21 jun. 2011

¿Mentiendes?

Hola, soy ese tipo de personas a las que les gusta cocinar cosas al horno sobre las 2 a.m, para que al darles la vuelta se caiga al suelo y me ponga a reírme como una perra borracha un domingo por la mañana.
Image and video hosting by TinyPic

15 jun. 2011

- Si, no sé, ya me conoces, ya sabes de que sensación te hablo, te lo he explicado miles de veces.
- Bueno, es posible, pero las veces que me lo has explicado no estabas en el mismo lugar que ahora, digamos que no era la misma persona la que me lo explicó que la que me está hablando ahora. Pero aún así, creo que lo entiendo. Más o menos.
- No sé describirlo mejor que aquella vez. Lo siento.
- No importa. Por cierto, hoy hay eclipse lunar.
- ¿Sabes? Ya no me llaman la atención esas cosas. Ni esas, bueno, ni muchas. Y eso que yo siempre he querido ser astronauta, recuerdo las noches en las que he llegado a poner el despertador para disfrutarlo y congelarme los pies mirando al cielo. Aunque eso también te lo he contado ¿no? Si, yo creo que es lo primero que cuento cuando conozco a una persona.
- Si, ya me lo habías contado pero no importa. Sabes que conmigo no importa, que me puedes contar las cosas cuantas veces quieras, realmente sé lo que te ocurre antes que tú, pero sé que te encanta que alguien te preste atención y se preocupe de verdad por tus cosas. Alguien que te tome enserio.
- Si. Lo echo de menos.
- Lo sé.
- Ayer me dí cuenta de que lo había tirado a la basura.
- ¿Cómo?
- No lo sé, no me dí cuenta, lo perdí por despiste, porque sí, sin premeditarlo, aunque muchas veces he querido hacerlo de esta forma tan simbólica y de verdad. Creo el destino no quiso que lo metiera en mi caja recién estrenada de recuerdos.
- El destino es sabio. Quién tiene una caja con recuerdos es porque es incapaz de guardarlos en su corazón.
- Puede ser. Pero no sé, supongo que quería guardarlo intacto para siempre, con sus arrugas, su letra color de rojo y su nudo, y sobretodo guardar la amarga sensación de que el alma me estalló en mil pedazos, en el preciso momento en que lo abrí.

5 jun. 2011

Valencia, 2 de enero de 2011.

Supongo que no es demasiado bueno empezar un año con estas ganas enormes de huir de aquí. De volver a mi soledad, a mi casa, la de las paredes verdes llenas de fotos de algo que esta tan lejano que no recordaría sino fuera por ellas. Solo con el mediocre sonido de personajes peleándose en el telebasura. Es mi día a día, y no lo quiero cambiar, nadie al llegar, nadie al marcharse ni al despertar. Suena egoísta pero en los 12 últimos segundos del año, no fui capaz de pensar en nadie ni de pedir ninguno de estos falsos deseos de navidad por nadie de mi alrededor, ni siquiera pensé en ella…
Quizás lo mejor de 201o haya sido perder a tanta gente para dejar hueco en el alma y encontrarme a mi misma, dejar de sonreír gratis a todo el mundo, dejar de pensar en ser algo, que aunque es lo que me mueve, no seré jamás…
Somos lo que somos y no de puede estar continuamente cambiándose de máscara por unos y otros, ni siquiera por uno mismo. Pido perdón a todos aquellos a los que he hecho llorar, con los que he intentado acabar y los que han sido víctimas directas de mi inconformismo de por vida con este mundo podrido.

30 may. 2011

Igual que el imàn innat que tenim per a les desgràcies, hui el em tingut per tal de juntar-se dos bufons, dos bufons parlant sense parar, de res i de tot, pasant la seua vida per la taula d'un bar qualsevol, escampant la soletat, fent especial aquesta nit i sobretot, fent sentir-se especials a dos persones. Aquest va per tú, G., jo també te desitge molta sort, encara que no haja vist caure cap estel...

28 may. 2011

Image and video hosting by TinyPic

21 may. 2011

Miss Apathy.

Las virtudes se me escapan por la punta de los dedos, ya no sé hacerlo, ya no interesa a nadie, y los demás, bueno, los demás lo saben.

20 may. 2011

- Pues lo que debes hacer es, quizá, vencer el miedo y la ira que hay en tí -responde el joven llamado Cuervo-. Deja entrar dentro de ti una luz clara que vaya fundiendo el hielo de tu corazón. Eso es volverse fuerte de verdad. Sólo así lograrás ser el chico de quince años más fuerte del mundo. Entiendes lo que te estoy diciendo, ¿verdad? Todavía no es demasiado tarde. Aún estás a tiempo de recuperarte a ti mismo. Piensa con la cabeza. Piensa en lo que debes hacer. No tienes un pelo de tonto. Debes ser capaz de pensar.

18 may. 2011

Llámame, te quiero escuchar.

16 may. 2011

El hecho de escribir ha sido importante. Aunque lo que haya escrito, como resultado, no tenga ningún sentido.

Image and video hosting by TinyPic

14 may. 2011

Sentirse Hoshino.

Hay personas que están hechas para desviarse lo más posible del camino marcado por la sociedad y las costumbres, lejos de la llamada vida ejemplar, la vida perfecta, y vivir lo que se supone que tiene que ser una existencia con sus hechos unos detrás de otros, sin cuestionarse el porque ni el cuando ni el como. Y dentro de estas personas, hay una que daría lo que fuera por encaminarse de nuevo y sin dejar de mirar al suelo para no perderlo de vista ni un segundo, como la gente corriente, andar por el hasta la muerte. Otra vez.

TODAS SOMOS PUTAS.

Recuerda para siempre este momento, grábalo a fuego. El aire, en su temperatura perfecta. El olor de los árboles de mayo y el run-run del motor entre las piernas. Los udon en plaza Cataluña, creyendo que realmente eres K.T. El agua de las Ramblas mojando tus piernas desnudas por primera vez esta primavera. Las conversaciones para nada banales. Llora por cuando no te acordaras de este amor incondicional. Guarda las sensaciones para cuando dentro de un mes, pierdas todo por lo que has luchado durante un año. Para cuando cambies de vida, y esta empiece a ser pública. Guarda el Raval, y que el te guarde a ti, para que no note a una extraña el día que decidas volver, porque lo harás, seguro que lo harás.


Barcelona, 13 de mayo de 2011.

11 may. 2011

Yo quería ser astronauta...

Es como si el tiempo se agota, cae lento como el agua del grifo de la cocina, provocando un sordo eco en la noche. La gente escribe en las paredes del metro y yo engullo empanadillas de crema de champiñones al borde de una ventana, en compañía tartamuda y rodeada de sensaciones sordas. Es como si la ciudad se agota, me despierta a medianoche, y luego de madrugada, únicamente cuando el silencio se hace audible, cuando gime y te echa todo su aliento en la piel. Es como si estuviera esperando a morir porque la batalla me ha ganado. No queda ni rastro de ganas, ni de ilusión. Paso de un contenedor a otro buscando en el que mejor encajan los sueños, para reciclarlos. Es como ser un payaso después de las risas infantiles, las miradas avergonzadas de los adolescentes y las de compasión de los adultos, a medio desmaquillar delante del espejo. Eres tú soportando críticas, guardando muecas, asomándote al tragaluz y muriéndote de vértigo. Eres tú con una pulsera desteñida en las manos, sin identidad, y rota, sobretodo rota, con las zapatillas sucias, como las sonrisas. Comprando la felicidad en el mercado sin siquiera comprobar en que parada está de oferta. Y una nariz buscando calor, o comprensión. Y las noches estrelladas, los textos sin comas. Y un burguer king. Y de repente no importa fingir, o no hacerlo, delante o detrás. Es como si la mañana brillara tanto que doliera, es como si el espectro de la señora Saeki, se hubiera llevado todo lo de dentro en una noche de principios de verano, y únicamente quedaran pellejos debajo del edredón. Pieles muertas que mudan, quemadas por el sol de los recuerdos.

Image and video hosting by TinyPic

…y no tropezar al salir a las terrazas.

3 may. 2011

Champagne, chalet, caviar, Channel...

"El sistema de hacer canciones es para ahorrarse mucho dinero o algún dinero en psicólogos y también para escupir a gusto. El problema de las canciones en las que escupes es que habitualmente no te apartas y te cae encima, en esta canción sucedió eso. Es el deseo, que te atragante la miel de tus días y te atragante tu luna de miel."

27 abr. 2011

A veces, el destino se parece a una pequeña tempestad de arena que cambia de dirección sin cesar. Tú cambias de rumbo intentando evitarla. Y entonces la tormenta también cambia de dirección, siguiéndote a ti. Tú vuelves a cambiar de rumbo. Y la tormenta vuelve a cambiar de dirección, como antes. Y esto se repite una y otra vez. Como una danza macabra con la Muerte antes del amanecer. Y la razón es que la tormenta no es algo que venga de lejos y que no guarde relación contigo. Esa tormenta en definitiva, eres tú. Es algo que se encuentra en tu interior. Lo único que puedes hacer es resignarte, meterte en ella de cabeza, taparte con fuerza los ojos y las orejas para que no se te llenen de arena e ir atravesándola paso a paso. Y en su interior no hay sol, ni luna, ni dirección, a veces ni siquiera existe el tiempo. Allí sólo hay una arena blanca y fina, como polvo de huesos, danzando en lo alto del cielo. Imagínate una tormenta como ésta.

23 abr. 2011

Mi vida sin mí.

Image and video hosting by TinyPic

Soledad que te pegas a mi alma en la dulce soledad de este campo de otoño. No hay momentos de sosiego. Rebeldía pura de amores sin amores. Ilusiones puras y puros conformismos, intentando levantar el espíritu nostálgico de querer estar contigo y nunca estarlo.

16 abr. 2011

Delírium.

Tenía una lengua que no distinguía sabores, y un cerebro que no sabía de diferencia entre lo real y lo imaginario. Vivía dentro de una televisión, de esas viejas marrones, jaspeadas, de las sin mando a distancia, de esas que cuando te levantas para cambiar de canal, los botones hacen 'clack-clack'. Siempre empezaba dormida y de vez en cuando se iba la señal y desaparecía, entre líneas fugaces grises. Se levantaba al rato de estar mirándola, y hacía sus cosas como si nadie pudiera verla. Se miraba en el espejo y todo el mundo veía su reflejo en él. Unas baldosas mortecinas que nada tenían que ver con el baño de hace un año, el de las baldosas blancas, en el que se encontró a sí misma. Diría que hace justo un año, de una de las mejores noches de su vida. Cuando todo tenía su sentido y no creía estar perdiendo la cabeza. Hace un año de aquellos humos muriendo en tejados de un país cualquiera, dónde, en mitad de una calada, lo aparto de su corazón para siempre y empezó a ser libre. Donde fue por momentos, feliz completamente, mientras arriesgaba algo más que unos cuantos huesos saltando por la ventana. Donde le dio igual que su fábrica de besos de madrugada, estuviera escondido entre otras piernas, porque nunca entraría en las de ella, aunque empañara perfectamente los cristales de atrás de ese abril, y se reía. A partir de ahí, empezó a cambiarlos unos por otros, porque nada era de verdad. Ilusión erupcionada con un volcán que tiñó los cielos de medio mundo. Sonrisas regaladas por doquier. Regalos de cumpleaños y un forcejeo en medio de un concierto de Rock.

A la altura.

12 abr. 2011

Que te follen mucho por el culo, (y que te duela).

Con cariño, para Juani, una maldita hija de puta explotadora, a ver si con suerte te abres la jodida cabeza esquiando, trepa de mierda.

9 abr. 2011

Image and video hosting by TinyPic
Llévame a los bares más oscuros, vamos a fumarnos la ciudad, vamos a bebernos tú y yo el mundo, vamos a esquivar la soledad. Vamos a dormir en los portales, allí donde nadie pueda entrar. Cantaremos cuentos por las calles, de esos que siempre terminan mal.
Y hazle trampas al sol y que no salga hoy a joder nuestro mundo. Dame un poco de calor para este corazón que va buscando abrigo. Que no pasen las horas, que nos pille la lluvia cantando a las farolas. Que nos lleven las olas, que yo duerma contigo, que tú no duermas sola.
Mañana no va a llegar…



http://www.youtube.com/watch?v=SKDm4lc5sL0

6 abr. 2011

SLIDE AWAY




"- Hay que volar, hay que luchar, hay que cacarear, hay que salvar a Maggie, hay que salvar a Jack. Garfio ha vuelto."

3 abr. 2011

Me descubro llorando desconsoladamente sin darme cuenta. El típico llanto de niño, de los que se te va la vida en él, de los que suenan y de los que das bocanadas rápidas al aire intentando quedártelo todo para ti. Un llanto que se escucha. Me acurruco de lado en el sofá, la tele en silencio y pienso. Y desespero, porque el problema no es el lugar, no son los días que quedan. Felicidades, estás más cerca de tocar fondo.

2 abr. 2011

Mi pequeña Mo Cuishle.

Puerto de Barcelona, 11 de noviembre de 2010.
Buenos Aires.
Hay días que me encantaría que quedaran en mi memoria para siempre
Ya no días, momentos.
Ella salió de su casa fuerte. no importa nada. Con su carita lavada. Si siempre es lo mismo, no hacen falta verjas como tal.
Pero a veces, se te pone a prueba. Llegas tarde a trabajar y la llave no abría, te encaramas a la verja y das un salto increíble bajo la atenta mirada de dos viejas madrugadoras.
Me encantaría inmortalizar este momento, tengo dos focos alumbrándome la cara. La espalda apoyada en un cristal y a escasos metros, dos pajarracos blancos graznándome intentando llamar mi atención.
No puedo ver a Colón pero sé que me señala, y que me vigila, siempre que lo veo me da vergüenza y le pongo cara de niña tonta.
En el agua se refleja toda la ciudad, y una media luna se confunde con los centelleos de los barcos.
La gente, esa gente, por encima de mi cabeza, yo, apartada…
Creo que nadie puede verme, aquí, justo dónde acaban en forma de pico estas maderas.
Tengo ganas de llorar. Momentos como este me vuelven más que loca. Soy incapaz de pensar en nada más ni en nadie más que en mi. Por mucho que las canciones que escupen mis cascos me traigan grandes recuerdos.
Tengo miedo, más que de perder todo esto, de olvidarlo, olvidar que hubo unos dias en los que me sentí en la cima del mundo e incapaz de ser más feliz de lo que lo soy ahora mismo.
Daría gracias si supiera a quién tengo que dárselas.
Pasaría la noche entera sintiendo esta brisa por la espalda, llenando mi nariz de salitre, escondiendo mis labios en esta bufanda marrón.
Todo el mundo va acompañado. A veces me gustaría tener a alguien que me viera saltar y se riera de mí. Que me acompañara ahora mismo. Pero seguro que no sería igual y perdería la exclusividad del momento único.
A veces he pensado que ojalá fuera otra persona. Una persona normal a mis propios ojos.
Supongo que seguramente no tengo nada de especial, no lo supongo, realmente, lo sé, la gente somos gente y nada más. Y que las diferencias me toca buscarlas y arrancarselas al mundo con uñas y dientes.
Nunca me había parado a pensar en lo bonita que es la letra 'y', no únicamente su forma, ni su sonido, sino su significado. Implica que siempre hay algo más, un día más, alguien más,… Y eso es un gran alivio porque sabes que sea lo que sea no termina aquí.
Tengo ganas de hacer mil cosas, de hacer mias miles de ciudades, sentarme a pensar en millones de rincones.
Últimamente pienso demasiado en todas las personas que han pasado por mi vida, que pensé que no las iba a olvidar nunca y hoy, soy incapaz de recordar sus nombres…
Supongo que lo pienso porque me siento incapaz de retener en mi memoria a todas aquellas con las que me estoy cruzando aquí.
A veces me gusta rescatar momentos absurdos sin relevancia del ayer, Me gusta porque casi tengo que hacer fuerza y si no cierro los ojos no lo consigo.
Cuando la supervisora de enfermería me regaló una libreta delante del coordinador de estudiantes del hospital para fingir que se preocupaba por mí en primero. Aquella noche en la que casi nos ahogamos en el perelló. Cuando te vendaron la pierna por culpa del skate, el dia que nos pintamos los labios rojos y hicimos crepes de chocolate y nata, el dia que me hice el piercing en la lengua contigo, que llevaba aquella chaqueta de pelo y las zapatillas doradas, ¿te acuerdas?
Cuando haciamos tales excursiones en las que perfectamente podriamos haber perdido la vida en manos de unos okupas. Aquel cumpleaños al que llegue despeinada. Las noches de billar, el faro de cullera. La camiseta de rayas azules oliendo a su colonia. La furgoneta blanca. Aquellas fallas. El diluvio del Saler. Mi hermana. Mi mejor amigo. Mi madre. Julia, Adela…
El primer día que llegué aquí.


*En noches como esta, las personas como yo, a veces, nos tenemos que autorecordar que coño es lo que hacemos aquí...

31 mar. 2011

comptine d'un autre...vie

Y al final, después de todo, aquí, ahora, mi vida se reduce a la ilusión. No a la ilusión por algo, a echarla de menos. Tumbada de lado, en camas duras, sin poder dormir, con los ojos abiertos en la oscuridad. Es la tristeza del siglo. El entusiasmo, esa sonrisa que aparece sin querer cuando lo piensas. ¿Sabes? Sin sueños, las personas no somos nadie, y con demasiados, nos perdemos en la elección de cuál perseguir primero. Y tanto estar en stand-by me abruma. La monotonía me asfixia y la toma de decisiones me da asco, y más hoy, cuando sé que mi suerte está secuestrada, porque lo sé, porque eso se siente y lo peor es, que yo, me dejo robar. Me cansa el temblor de manos que hace que la letra de mis papeles baile al compás de mis nervios. Me odio cuando mi rabia se arremolina en los puños, cuando sé que tengo que dar la espalda y andar en dirección contraria y no hago más que dar la cara, de frente, como mucho con un ceño fruncido en el que el resto del mundo, se caga. Ya no oigo, porque no me interesa, ni me interesa algo complicado porque sé que no lo conseguiré, porque hoy tengo miedo, porque entre equivocarse y no, el porcentaje de ganar nunca está de mi parte, porque todo es tráfico intenso a mi alrededor, vidas atropelladas sin sentido, millones de ejemplos de ellas que no quiero para la mía. Y una canción de piano, y la fotografía de una pupila sin reflejo. Y siento que la acabaré malogrando, que seré vieja, que cuando ya no pueda andar será cuando me entrará el pánico y las urgencias de correr, y entonces me veré aquí, sentada, dejando que todo pase sin rozarme siquiera, sin sentir si no o si si…

(Es extraño, no llorar al escribir un texto y si al leerlo.)

29 mar. 2011

Me da vértigo el punto muerto…
y la marcha atrás,
vivir en los atascos, los frenos automáticos y el olor a gas-oil.

Me angustia el cruce de miradas,
la doble dirección de las palabras
y el obsceno guiñar de los semáforos.

Me arruinan las prisas y las faltas de estilo
el paso obligatorio,
las tardes de domingo y hasta la linea recta.

Me enervan los que no tienen dudas
y aquellos que se aferran a sus ideales
sobre los de cualquiera

Me cansa tanto tráfico
y tanto sin sentido
varado frente al mar mientras el mundo gira.

25 mar. 2011

- Y hoy en el hospital he robado perchas.
- ¿Perchas de qué?
- ¡Perchas, de perchas! ¡De la ropa!
- ¿Y por qué?
- No lo sé…

22 mar. 2011

¿Cuán malo es cerrar fuerte los ojos y apretar los labios para desear que mañana todo sea diferente? Correr detrás de esa utopía que llaman felicidad como si nos fuera la vida en ello. Abandonarse al destino sin más, ni más. Pasar los días esperando que ocurra algo, algo que nunca llega y cuando nos damos cuenta de que nunca va a llegar, nos aterroriza la idea que hemos perdido el tiempo esperando, soñando. Perdiéndonos el olor de domingo de un parque mojado por la lluvia de un sábado. Las paradas que corren por las ventanillas de cristales rallados del tren. La lluvia que las moja, las gotas veloces estrellándose en diagonal. La gente que sube y baja, con sus vidas extraordinarias o simplemente ordinarias. Los gofres recién hechos que hueles de reojo desde debajo del edredón. Los paseos con banda sonora ( http://www.youtube.com/watch?v=Dyo4tNwNIvQ&feature=fvsr ), las risas estridentes que rompen el gris del cielo. Las nubes desafiantes. Un leve rozar de dedos, una borrachera tonta y una mano que sujeta tu frente. Un mordisco enfadado, un pintalabios rojo, unos pantalones de pitillo, y un paraguas roto. Esto es lo que hacemos las malas personas.

Image and video hosting by TinyPic

21 mar. 2011

Cosas que hacer antes de morir.

1. Conseguir una camiseta con el nombre de la capital del condado de Kansas.
2. No dejar que en ningún día 17 más, ocurra algo malo.
3. Mirar a los ojos al Kilimanjaro y saludar a los elefantes que pasean por su falda.
4. Volver a casa.
5. Tener un hijo, o 12, pero con uno me conformo si su nombre es valenciano.
6. Que el Viñarock nunca deje de ser sagrado.
7. Vivir por lo menos en 5 sitios diferentes, me quedan 3.
8. Tirarme en paracaídas.
9. No vender a mi alma, la gemela.
10. Pasar una navidad en Kentucky o saber que son las palomitas de pollo.
11. Volver a confiar en el ser humano.
12. Cortarme el pelo corto.
13. Volar en avión al menos, una vez por año.
14. Aprender a hacer snow.
15. Ir sola de safari y no tener ni una foto de ello.
16. Gastar unas vacaciones en marcharme con una ONG.
17. No sobrevivir a aquellos que quiero.
18. No utilizar el láser para borrar mi tatuaje.
19. Enamorarme.
20. Dormir en la calle.
21. Aprender cada día, algo nuevo.
22. Salir en la tele, sin querer.
23. Que mi pala continúe partida y mi tabique originalmente desviado.
24. Ir a un concierto de Estopa, (a otro más).
25. Tener muchos zapatos de tacón, para luego preferir ir en zapatillas.
26. No convertirme en mujer florero.
27. Dejarme la ginebra y pasarme a algo más light.
28. Aprender a tocar la guitarra o a acariciarla.
29. Crear una cápsula del tiempo con toda la mierda que acumulo por los rincones.
30. No cambiar de colonia, para que un olor me defina.
31. Dejar de morderme las uñas y de ser bipolar.
32. Dedicarme otra canción.
33. Imprimir todas las fotos.
34. Probar las tortitas.
35. Tener entre mis manos un trozo de desierto.
36. Saber quién es la madre de los hijos de Ted Mosby.
37. Hacer volar servilletas en la boda de Jordi.
38. Ver Seven.
39. Saber mantener una conversación en inglés de más de tres palabras.
40. Ir a Disneyland.
41. Knock knock Penny? knock knock Penny? knock knock Penny?. para contarle al que me abra que: NOT PENNY'S BOAT.
42. Dejar de roncar.
43. Uauh.
44. Ver un partido de los New York Knicks.
45. Aprender a cocinar.
46. Cambiar el orden de mis apellidos.
47. Salvar a alguien de algo que no se vé ni se explica.
48. Reír a carcajadas.
49. Caerme de una litera.
50. Conseguir que alguien diga en el funeral que soy inolvidable.
Image and video hosting by TinyPic

19 mar. 2011

Tú no me ves.

Tantas risas esparcidas por ahi,
yo delirando corazon, esto va asi,
tanto que si que no que si que no que si,
dejame al menos un trocito para mi.
Como pica recordarte…
Que delgado me dejaste...
Y es que tú no me ves.
Bicho eres un bicho,
vuela bicho, eres tan bicho.
Bicho eres mi bicho,vuela bicho, alto y preciso.
Veo peliculas, no paro de mentir,
sales en todas al principio y en el fin,
tengo resaca de ginebra y burger king,
tengo un poquito de materia para huir.
Vuela bicho.

18 mar. 2011

No estés triste.

Hoy me apetece morirme en un bosque de Canadá, entre las hojas color ocre de arce tan típicas. Para que, al final, mi cuerpo en descomposición sea una 'tipiquez' más del paisaje. Me apetece bajar a andar sin rumbo, pero las calles están llenas de gente que odio. Coserme una sonrisa y dormir eternamente. Tengo ganas de que vuelva mi suerte, y mi camino y dejar de andar dando tumbos y estar segura de algo que no sea de que me estoy equivocando. De si, mi mente se obnubila instantáneamente, que se quede así y no que me devuelva a la realidad a golpes. Siempre he odiado la sensación de oír a los demás a lo lejos, cómo si estuviera en el fondo de una piscina, de las del suelo azul de cuadritos, con su césped y su chalet incluido. Hoy me apetece dar una patada y que salga uno, los otros sesenta y nueve se pueden morir. Cruzar el puente de Brooklyn. Necesito mi libro, abandonado en la mesita de noche, de una ciudad cualquiera. Tengo que encontrar otro sitio para vivir que no esté invadido y empezar a ser mejor persona, o peor. Quiero volver a mi vida de antes, a la de la borrachera del sábado y el pollo de los domingos en falsa compañía. A mi anterior cuenta corriente, a que no me cueste conciliar el sueño en una cama a 40 centímetros del suelo. Me apetece un padre nuevo, con el que me muera por compartir un menú chino para dos, después de 15 días sin verle, o bueno, no, más simple, al que pueda mirar a los ojos. Quiero perderme otra vez en el gotelé. Y no quiero estar tan cansada como para no pensar en nada antes de dormir, ni al despertarme. Debería acordarme otra vez de los cumpleaños de todo el mundo, y volver a presumir por ello. Es justo que pudiera ahora mismo enamorarme de cualquier persona, o cosa, a ciegas. Hoy debería dormir tranquila, como el resto y no necesitar de series cómicas para conciliar el sueño. Poseer una lengua limpia y un corazón entero.

17 mar. 2011


Pasar una navidad en Kentucky y saber lo que son las palomitas de pollo.


15 mar. 2011

Cuando ninguna canción habla de tí.

Image and video hosting by TinyPic

8 mar. 2011

120 segundos.

Creía estar empujando yo con ella. Los ojos del padre brillaban casi igual que los míos. La madre me miraba pidiéndome ayuda con gritos mudos. El sudor le caía por la frente. La sangre en las venas de las manos se arremolinaba e intentaban soportar el esfuerzo sobrehumano que estaba haciendo. Empuja, vamos, otra más, ya está aquí. Mira, ¿lo ves? Es la cabeza de Fátima, mira que pelo más oscuro tiene. Venga, tú puedes mamá. Y ella que niega con la cabeza, cree que no es posible soportar más dolor. La voz se le queda a medio camino entre garganta y labios. Y de repente, algo no va bien. El corazón de Fátima empieza a latir cada vez más lento. Se está apagando dentro antes de ver la luz. Vamos, tienes que hacerlo, sí o sí. Y casi sin quererlo, Fátima nace, la dejamos encima de su madre, pero no responde, le acaricio la espalda con fuerza, le hablo fuerte al oído, le araño con las uñas la planta de sus diminutos pies, nada. Llévatela. Cómo una muñeca rota, con la sábana verde, la acurruco en mis brazos y echo a correr. La sangre de la madre me mancha la ropa, por fuera, y por dentro, hasta llegar muy adentro. Fátima viene rota. Dejamos de respirar a su lado, no sé si para compadecernos de ella, toda nuestra vida entera gira ahora entorno a la niña. Es increíble la sensación de que en un instante, no importe nada más, de tener la mente tan en blanco, de poner cada uno de tus sentidos en intentar resucitar a alguien. Le susurramos al oído, le decimos cosas bonitas, cosas que nunca recordará, pero que en este momento es lo único que tiene. A los 2 minutos, después de una eternidad, y por arte de magia, nos dá una bocanada y abre sus enormes ojos negros rasgados tan típicos de su raza, los dos ojos más bonitos que he visto jamás, con la mirada más brillante del mundo y empieza a llorar, el llanto que me ha hecho sonreír hoy y que se ha convertido automáticamente, en un pequeño placer imborrable de mi vida.

7 mar. 2011

Image and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPic

Mi Annie Hall, mi Gioconda, mi Wendy, las damas primero,
mi Cantinflas, mi Bola de Nieve, mis tres Mosqueteros,
mi Tintín, mi yo-yo, mi azulete, mi siete de copas.
Mi escondite, mi clave de sol, mi reloj de pulsera,
una lámpara de Alí Babá dentro de una chistera.

4 mar. 2011

Por verte sonreír.

Buscaba apoyo a través de la ventana empañada del coche, en la calle. Las farolas rezando su peculiar luz amarilla tintineante apenas perceptible para el ojo humano, se mantenían erguidas, calladas, sin dar apenas una pista. Le lloraban los ojos. Ella no era, eran sus ojos, su cerebro intentando creer palabras de apoyo que también necesita para mantenerse en pie. Luchar contra quien no quiere hacerlo es tan inútil como darse de cabezazos con la pared. Te haces daño tu mismo, estallando los puños contra algo tan duro como las piedras. Intentando rajar un pecho de hormigón para ojear dentro. Sin miedo a que encontrarse, pues lo que pasea esta hecho del mismo material que los muros. Gritarle a una estatua. Todo esto es Pereza. Las canciones de amor. Las cosas con forma de corazón que se regalan con ellas. Las noches salpicadas de estrellas. Los helados de chocolate compartidos. Los refranes empalagosos y los besos babosos y largos. Como la mujer que no seguía la línea roja, que caminaba sobre ella. Como los analfabetos. Y los señores cocodrilo. Como unos días grises de color humo por la niebla de Barcelona. 600 euros que se mueren de risa y el frío de marzo que se muere en mis huesos. Morfeo con su bufanda blanca al acecho de ellos. El kebabero simpático que esconde algo. Como un partido de fútbol perdido. Como unos macarrones sin queso para comer. La añoranza de una peca. Las indirectas directas. El gato del Raval por conocer. Mis manos feas. Las bromas que duelen sin querer. Una chica bipolar que canta el himno de su equipo a la perfección. El 2º dedo del pie destroza la perfección de una muñeca. La gente sonriente con cáncer. Una pulsera marrón y dorada, que se destiñe con el agua corriente. Toda la ropa que no te gusta. Dos entradas para casi cien conciertos. Soledad. Fotografías, libros, dos camas. Una hoja de las Ramblas. Vino encima de la nevera. Bombones al lado. Un móvil sin contactos. Palabras en inglés desperdigadas por la mesa de cristal. La balada del despertador. Las cosas que más odias de mí. El despertador verde sin pilas. Las pilas que ruedan por la mesita de noche hasta caer en la moqueta. El vestido de flores en el suelo. Las botas en la escalera. Las llaves colgando de la cerradura. Un olor que viene de años y que está a punto de reventar tu nariz. La punta de los dedos cerrando una puerta, y otra, y otra, y otra… Hasta que ya no queden más, porque no se hacerlo para que sea de corazón.

26 feb. 2011

Tengo tales ganas de vomitar que fácilmente puedo prever como va a terminar la noche. Por mucho protector de estómago, pasa lo mismo que con los protectores de corazón, que por mucho que hagan la sangre fina, está sigue amontonándose para acabar estallando y llenando todo de mierda, dejando pasar a mejor vida al individuo en cuestión.
Sombra aquí y sombra allá…Maquíllate. MAQUÍLLATE.

DESOLATION ROAD

Ahora mismo podría llorar de la rabia. O de la desesperación, o de todo el tiempo que he perdido a lo largo de mi vida. Lamentablemente siempre fui bastante lista para las cosas que quise. Odio la sensación de ir encajando piezas y ver que forman un gran fraude, aunque este puzzle ya no me importe una mierda, aunque realmente nunca me haya importado y, tengan razón todas esas aves carroñeras y solo fuera venganza. Puede ser que lo único que quede sea un olor…o puede que ni siquiera eso. Debería de tener el valor suficiente de saber decir, hasta aquí, cuando ya no me apetece seguir. Debería de dejar de andar pensando que no. Y debería dejar de sonreír en este preciso instante.

Me veo tan incapaz de lo que se supone que me espera, que rompo a llorar como un niño cuando pierde de vista la mano de su madre.

Cuando no existe delante nada más que los días, unos, detrás de otros, sabiendo que no va a aparecer eso que tanto anhelas. Cuando te das cuenta de que todo es una puta mentira, fruto de la mentira con la que tú crees que estás engañando a los demás. Cuando ves que, eres excepcional, pero también aquel, y también aquel de allá. Cuando vuelves a casa de noche, en silencio, esperando a que salga de cualquier esquina tu oportunidad.

Y es que ya no importa nada, se pueden morir todos con sus vidas perfectas, o todos aquellos con sus vidas peores que la mía, y ¿porque no? yo también. Porque la verdad es que sé perfectamente que es lo que me falta...




Y desafiando el oleaje, sin timón ni timonel, por mis sueños va, ligero de equipaje, sobre un cascarón de nuez, mi corazón de viaje, luciendo los tatuajes de un pasado bucanero, de un velero al abordaje, de un no te quiero querer.
Y cómo huir, cuando no quedan islas para naufragar, al país donde los sabios se retiran del agravio, de buscar labios que sacan de quicio, mentiras que ganan juicios, tan sumarios que envilecen el cristal de los acuarios de los peces de ciudad que mordieron el anzuelo, que bucean a ras del suelo, que no merecen nadar.

JOAQUÍN SABINA

25 feb. 2011

¿Quién le puso un cascabel a las llaves del coche?
¿Quién nos metió en la cabeza, todas estas ideas absurdas?
Me canso. Me canso de exigirle a la vida algo, algo que me vuele la cabeza de tal forma que me haga volver a sentir lo que hace un año. Sin nada, sin nadie, simple, al aire.
Los días, los meses, los años, se nos escapan de las manos y se me pasa el tiempo, se me acaba el tiempo de hacerlo, de disfrutar de esas cosas que solo se disfrutan en ciertos años de tu vida, porque más adelante alguien ha decidido que están fuera de lugar. ¿Qué cara tendré cuando sea vieja?
Tengo miedo, tengo miedo del poco brillo que queda, de la poca esperanza, sufro por ellos, porque tengo miedo que se esfumen en ese plumazo no tan lejano..

Image and video hosting by TinyPic

22 feb. 2011

De cómo un lunes, se convierte en un día increíble.

Hace escasas unas horas, me han llegado las mejores palabras que le podrían decir a alguien como yo, justo en un momento como este: Gracias por lo que has hecho, no lo olvidaré nunca.
Es de las cosas más bonitas que me han dicho y lo mejor de todo, es que lo que había hecho, lo había hecho sin querer.
Estos bombones en esta caja roja envuelta en papel blanco, son los mejores bombones que he podido comer hasta ahora, los que mejor sientan.
Un detalle, para que toda la mierda se olvide, para que la sonrisa más grande inunde mi cara, para que un gracias no me sea suficiente y me funda en un abrazo con un completo desconocido. Para que tenga que morderme la lengua y dar gracias porque sí, para que aprenda a no anhelar lo que no hay.
La vida es una mierda, pero porque las personas somos mierda y somos incapaces de ver más allá de lo que nos falta o de lo que no tenemos, y eso es así y será así por desgracia para siempre.
Érase un puto lunes de mierda en el que al final fui feliz y comí bombones.
Yo tampoco lo olvidaré nunca, José, de verdad.

21 feb. 2011

19 feb. 2011

Precaución: FRÁGIL.

Después de esto, de estallar en un llanto incontrolable que me hace sentarme en el suelo, de tener que contarme a mi misma que es lo que ha pasado, de que pasen mil años y después mirar el reloj y ver que apenas han sido unos minutos. ¿Quién es más frágil? Nunca podré decir que odio mi trabajo, pero la sensación de que la vida de alguien se me va de las manos no la soporto. No creo que me acostumbre nunca. Creía estar delante de mí, riéndome, burlándome de mi cara desencajada, de mis manos llenas de sangre, de mis ojos desorbitados. Odio actuar sin pensar una y mil veces que es lo que estoy haciendo. Odio que me tiemblen las manos y odio cuando el corazón de alguien deja de latir. Odio tener la sensación de que no tengo ni idea de nada, que soy un desastre y que no sirvo para esto. Y sobretodo odio el llegar a casa y no querer hablar con nadie, porque sé que a nadie le importa una mierda mi vida y es normal, a mi me importan lo mismo las vuestras, aunque no lo sepais, aunque ni yo lo sepa. Tengo miedo, tengo miedo de lo que pueda salir de mi después de esto. Después de cada peor día de mi vida, sola. Quiero un teléfono, quiero un teléfono y quiero llamar a mi madre, quiero hablar con ella, quiero que me tranquilice, quiero saber que no piensa que no es para tanto, quiero saber que a alguien le importa lo que ha pasado hoy. Alguien en el mundo habrá sufrido una punzada que lo habrá puesto en alerta. Supongo que la vida hace ciertas cosas a propósito, para que te des cuenta, de a quien necesitas en cada momento y de qué y cuanto eres capaz de soportar sin respirar…

18 feb. 2011

Malos tiempos que tiznan de escoria.

Soy un desastre, un puto desastre. Máster en pérdidas, cosas, personas, dignidades varias.
Pobrecita, andando deprisa, parada delante de los semáforos, con el flequillo mojado y ojitos de pena. ¿Pero tú me entiendes? Ay pobrecita, pobrecita.
El policía me hace gracias, 'Tú no eres de aquí, no?', 'Tu acento es muy bonito', 'Eres de mi quinta'. ME LA SUDA. Lo siento, pero me la suda de una manera bastante increíble, pienso mientras miro distraída a mi alrededor, también pienso si su jefe le permite decir esta sarta de gilipolleces así, al aire, y tan gratuitamente. De lo único que tengo ganas es de llegar y dormir, ¿sabes?.
Llueve, Barcelona llora lo que yo no puedo. Mi casa es un jodido iglú. No sé cocinar, 'Qui guisa dolç, guisa pa' molts'. Pa' molts. Para muchos. For…much?many? Entonces…si hay cuatro sillas, y tres están vacías, ¿qué? Osea…¿que quiere decir? Estoy enferma, acorralada entre cojines amarillos, y me despierto con la nariz helada. Pisando la manta con la punta de los pies. Perdiendo el tiempo y comiendo pizza de madrugada.
A ver hay cosas que están claras, lo que sí se puede y lo que nunca se podrá porque es imposible porque ese corazón tira igual para atrás que adelante, pero que eso, que cuando ya están claras con saberlo es suficiente, no es necesario demostrarlo a todas horas. Nada, es un consejo, osea, a ver…para que no haya esfuerzo en vano, porque cada uno valemos para una cosa, y esa no es la que toca, por suerte. Importa un pepino, vale, me vale, lo entiendo, pero no vamos a hacer un circo, gracias, que con vomitar cada dos domingos por la mañana ya tengo bastante.
Siempre suelo dormirme sobre el lado derecho, y en la oscuridad, abro los ojos, me quedo mirando la otra cama, y pienso. Uauh, piensa. Sueños, soy una persona que vive de sueños, de metas. Es verdad, y lo siento. De vez en cuando lo olvido y me hacen feliz las pequeñas cosas. Pero solo a veces. En ocasiones, veo muertos y por eso soy una persona que tiene la absurda obsesión de intentar salvar a todas aquellas otras que se cruzan conmigo. Olvidando completamente que la que más necesita ayuda soy yo.
Después también hay individuos que opino que deberían morir, tipo ¿Pero a tí, como te dejan trabajar con tatuajes y con ese pendiente en la cara, con esas pintas? ¿Y a Usted, como la deja Dios vivir con ese pasotismo por la enfermedad de su hermano, maldita hija de puta maleducada? ¿O no, o de verdad soy yo peor persona? Dímelo, joder mírame y vuélvemelo a decir, o mejor, pregúntale a él a ver que tal. O también individuos del tipo, me voy a quejar por todo lo quejable que hay en el mundo a ver si así caigo un poquito peor si es posible a los de mi alrededor. Injusto.
Voy rezando para no encontrarte por el metro, o rezando para que ocurra. ¿Qué coño haces aquí? ¿Me dirías algo? Seguramente no, por miedo a esa enfermedad psicótica que vive contigo. Porque es una puta enfermedad tío, y tú lo sabes, como yo también sé que también la he sufrido, pero debe de ser peor desde el otro lado, ¿no? Al fin y al cabo, no te das cuenta hasta que pasa un tiempo. De todas formas nunca querría casarme con Son Goku, me echa bastante para atrás.
Por eso me escondo, unos días. No más.
Me voy a lavarme los dientes con el cepillo eléctrico, es algo que me gusta bastante.
Estoy bastante triste, pero ganas todavía tengo, no de lavarme los dientes, de otras cosas, de demasiadas, la verdad.

15 feb. 2011

Día 8240.

Esta es la noche en la que escribiría el texto de mi vida. Si tuviera voz.
Nada.


Y deja a la luna...

14 feb. 2011

Todavía, una canción de amor.

Creo que esta es la última vez que voy a escribirte, aunque nunca garantizaré no volver a inventarte. Mi vida es absurda y esta historia, después de tanto tiempo, lo es con ella, como lo es el seguir pensando, algún día, de lo que pudo y no fué, o de lo que no se podía y fue. Creo también que nunca te dí las gracias, por salvarme, ni tampoco te pedí perdón, por no volar y aparecer en tu puerta, con la cara llena de nieve, con una sonrisa y con un saco de dormir bajo del brazo como prometí, por no despedirme con un beso y simplemente dejar que las manos se soltaran despacio para después desaparecer sin hablar por el pasillo. Después de todo..., y de nada. Siempre fui un poco mongola.


Felices 27, Wonderwall...

12 feb. 2011

By the way.

No me sale llorar, y no me saldrá nunca más, no podré averiguar si contigo, la primera lágrima fue del ojo izquierdo o si por el contrario fue del derecho. Es difícil y es de ser muy valiente, y este perdón, también de ser la mejor persona del mundo. Pues creo que ese mes de ese año me perdí para siempre, como se pierde el jabón por el agujero de la ducha, con un particular estertor de muerte y girando en forma de espiral. Siempre que lo veo se me seca la garganta, de pena, y entonces empiezo a echar de más lo que un segundo anterior echaba de menos, y pienso, no vale esta pena, no vale un, siempre vamos a querer y es imposible. Y la justicia que podré conseguir en esta vida, es la mínima, porque nunca estaremos en la misma como tampoco nunca lo estuvimos. Damos continuamente saltos en el tiempo y en ese salto, chocamos miles de veces, rompiendo los huesos y abriendo heridas. Nunca me cansaré de decir que nadie tuvo ni idea, y menos tú. No hablo de tristeza, ni de alegría, de querer o de odiar, lo que hay no tiene palabra que lo defina. La cara es sólo la punta del iceberg de todo lo que viene detrás. Pero yo creo que es mejor, es mucho mejor. Para todos.
Noches como la de ayer, hacen que tenga más ganas de volver para tener cerca día a día gente como vosotros. Parecía que os había seleccionado y había arrastrado de fiesta a los tres amigos que más quiero y que más tiempo llevan a mi lado, y sin querer. No sé como dar las gracias. Es absurdo. Para vosotros. Para mí es un mundo el que subieras a bailar conmigo, Jordi. El que me invitaras a un 'Happy Meal', Javi. El que te hicieras la típica foto que tengo repetida mil veces, Edu. Incluso, el que me mirarais atentamente al vomitar y describierais los calamares, la pechuga y las bravas. Sois las tres personas que sé que seguramente estarán en los momentos más importantes de mi vida. Porque sí, yo estaré en tu boda y seré la que cuando entres, levante y le dé vueltas a la servilleta y ya sabes de lo que hablo. Porque la vida da vueltas, nos acerca, y aleja, pero nunca tanto, ni lo suficiente. Gracias, de verdad y de todo corazón.


No te canses ahora, que esto solo empieza...

6 feb. 2011

3 feb. 2011

Elena se ha meado hoy en la cama. Tiene 22 años, bueno, realmente casi 23. Creía que era una broma, pero me ha enseñado el 'rodal' en el culo del pijama de Winnie the Pooh. Le he dicho que si quería que la apuntara para el programa de quirófano de la tarde para una TVT, bromeábamos diciendo que, en vez de una malla, le iban a poner una mosquitera. Elena siempre me hace la competencia en cuanto a 'Showman', pero en la sobremesa no me gana.
Carmen me ha dicho hoy, que no le hiciera ni caso al Doctor que me echó la bronca. Dice que es un trozo de corcho con ojos. Carmen está contenta toda la semana, el fin de semana fue su 48 cumpleaños y celebró con su marido que llevan 30 años juntos. El marido de Carmen se llama Francisco, un nombre muy español, no como el marido de Cecilia, que se llama John. John es inglés y conoció a Cecilia en nosequé país cuando ella era enfermera de médicos sin fronteras y él economista de la misma ONG. Envidio a Cecilia, ha tenido la vida que yo quiero vivir, y también tiene una hija rubia que se llama Katherine. Katherine dentro de poco volará a Zambia y se quedará allí no se sabe cuanto tiempo.
Juani es mi jefa, es bajita y delgada y hoy iba preguntando a todo el mundo que si parecía Peter Pan. Ayer vino un señor que al verlo le dije a Lidia: ¡Mira a Peter! Lidia tiene un hijo que se llama Jordi. Jordi es el nombre que creo que quiero para mi hijo, aunque sea negro, o amarillo, o azul.
Hoy Eva se ha ido de fin de semana a Valencia, aún no se había ido y ya la echaba de menos. Creo que es la mejor persona que he conocido en la vida, y a veces doy gracias al destino por haberme cruzado con una persona así. Yo creo que ella también cree que soy una buena persona, igual que Montse, que ayer me dijo que le parecía una persona noble. Creo que es de las mejores cosas que me han dicho nunca. Mejor que un te quiero. Montse me cambió la guardia para poder ir a la boda de Juanfran y Loli. A veces me acuerdo de ellos, y de Paula. Paula siempre se está riendo y tiene unas manos preciosas. Además Paula estaba delante el último día que ví a Fran. Fran se ponía colonia de chica, la misma que yo, decía que se la compraba su madre.
Hoy he hablado con Mara. No paraba de bostezar, me ha dicho que se ha pasado todo el dia con Jordi, otro Jordi. Jordi es su novio. Yo creo que no quiero tener novio nunca más en la vida. Bueno si es como Jordi si, Jordi es guapo, buen tio y dice tonterias. Me alegro por Mara. No me alegro por mi madre. Mara no le hace demasiado caso. Cada vez que pienso en mi madre se me llenan los ojos de lagrimillas, y la veo escribiendome el '…nadie notará tanto tu ausencia…' Me acaba de caer un gotarrón en el portátil, y he sonreído sin querer.
Hoy me ha llamado Jaime y tampoco le he cojido el teléfono. Lorena no entiende porque no puedo perdonarlo. Nadia tampoco, pero lo que ella diga ya no me importa demasiado la verdad. Lorena se cambió el color de pelo hace unos meses y me presentó a Jesús y a Jose. Jesús es de Granada y Jose de Tenerife. El segundo día que salí con ellos conocí a Arnau. Arnau lleva cresta y unas rastas larguísimas. Canta rap y me ha invitado a un concierto al cual no podré ir si no me decido a volver a hablarle. De momento prefiero no hacerlo.
Toni me dijo el otro día que notaba que no estaba feliz. Hoy me ha dicho que le busque nosequé de un trabajo en su estuche de Cd's y también que han disparado a su primo. El disco duro de Toni estaría vivo si siguiera en mis manos. Yo posiblemente estaría en sus manos sino le hubiera hecho caso a Aaron.
Javi hoy se está pensando si ir al viña. Me acaba de decir que no tiene motivos para odiarme. Pasteur dijo un dia que: 'Los verdaderos amigos se tienen que enfadar de vez en cuando'.Javi tiene un hermano que también se llama Jordi, y yo echo de menos a Jordi, pero al que es mi primo, que es otro. Bueno a su hermano también, aunque me llamaba 'Borda' y me clavaba la mirada cada vez que iba a su casa. En su casa vive Emma, que es la madre y que me gira la cara cuando me vé. Emma era amiga de Loli, que es la madre de Miriam. Miriam tiene unas tetas que flipas y siempre se las toco, ella invierte su tiempo criticando todo lo que hace Tania. Dice Javi que a Chico le gusta Tania, yo creo que es a Javi a quién le gusta, y a mi me gusta que Chico me llame Benetússer y besarlo en la boca, luego siempre me canta 'Buscando en la basura'. Rafa también ha empezado a beber Ginebra y ahora se dedica a inventar canciones sobre Manatíes. Va mucho con Ore que está saliendo con una francesa que aquel verano en Cullera no supo traducirnos la canción de Kate Ryan. Suso no ha vuelto a dejarnos su casa que yo sepa. Me encantaría que ahora estuvieran todos en la mía, y también Edu, que no puede faltar, claro está.



Si señores, la vida es demasiado corta para estar siempre cabreado (o en su defecto, para escribir siempre de cabreos)