7 jul. 2012

Otro día triste para la humanidad.

Esta habitación me asfixia. Me aprieta el cuello y tumbada en la cama me prepara el alma para ser arrancada a tiras, igual que cuando se te queda pegada la cola blanca en los dedos... Mierda, pura y absoluta. Hoy tengo las mismas ganas de vomitarte, que de comerte encima del asiento del coche, comerte por amor y por odio. Ese que se amontona en la garganta al replicarte. Esas palabras que se cuelan como un enero en pleno agosto, que tu lengua ancha no controla y que sin querer, están más envenenadas que mis manos. Mientras, voy jugando a morderme y destrozarme a picotazos el corazón para sentir algo con cosas que no son y que ya no echo de menos.
Mientras, me dá igual, nunca se me pasarán tus celos ni te dejaré vivir en paz. 
Lo he cambiado por la entrada, este es tu regalo de cumpleaños. Espero que te guste.



2 jul. 2012

Hoy es el primer día, del resto de mi vida.

paridoradementes.blogspot.com

1 jul. 2012

"El hombre más sabio que jamás conocí, Fermín Romero de Torres, me había explicado en una ocasión que no existía en la vida experiencia comparable a la de la primera vez en que uno desnuda a una mujer. Sabio como era, no me había mentido, pero tampoco me había contado toda la verdad. Nada me había dicho de aquel extraño tembleque de manos que convertía cada botón, cada cremallera, en tarea de titanes. Nada me había dicho de aquel embrujo de piel pálida y temblorosa, de aquel primer roce de labios ni de aquel espejismo que parecía arder en cada poro de la piel. Nada me contó de todo aquello porque sabía que el milagro sólo sucedía una vez y que, al hacerlo, hablaba un lenguaje de secretos que, apenas se desvelaban, huían para siempre. Mil veces he querido recuperar aquella primera tarde en el caserón de la avenida del Tibidabo con Bea en que el rumor de la lluvia se llevó el mundo. Mil veces he querido regresar y perderme en un recuerdo del que apenas puedo rescatar una imagen robada al calor de las llamas."