25 sept. 2012

Hay ciudades que nunca van a defraudarte, pase lo que pase.

12 sept. 2012

EVERY DAY I LOVE YOU LESS AND LESS.

No he dormido. No cenaré. Tengo ganas de vomitar.
Quiero que me des permiso para pintar de negro tu casco y taparlo con pegatinas, con todo lo que eso conlleva. Dame permiso para que no me abra la cabeza. Aunque te apetezca que ocurra. Prohíbeme gritarte por la noche, decidiendo sobre tu vida cuando he pasado por ella sin ni siquiera rozarte. Prohíbeme que ría de tus amores de una noche. Déjame pasar la página.
Luego, estás tú. Nunca quiero meterte, porque no quiero que me des el permiso de perderte después de follarte. Después de besarte poniendo ojitos. Y no dejes nunca que te abrace y sonría por encima de tus hombros, porque entonces te convertirás en lo que han sido todos los demás. Que no te engañen mis 24 horas todo el mes, sabes que yo no estoy hecha para decir la verdad. Que pase el tiempo, que tengamos una bonita historia. Que sea arte. Y envidia. Que sea lejos. Sobretodo lejos. Porque no quiero morirme sin que lo último que vea sean tus ojos, esos tan susceptibles de ser criticados.
Dame el permiso de que sea otoño ya, y ramblas y hojas y una banda sonora. Y no una Valencia fría a 35 grados.
Y pronto, la fuga. Barcelona, mi amor y mi odio. Amsterdam, el punto de inflexión y Madrid, el mejor lugar para destruirse.
Que vuelva a perderme, a tocar fondo, y entonces, volver a subir.
Déjame bajar.

4 sept. 2012