20 mar. 2017

Esos ojos rojos que son todo pupila, la frente salpicada de un relieve de venas, la sonrisa con forma de cuchillo de mantequilla. Un par de pecas sueltas y perdidas al lado de la nariz, debajo del ojo izquierdo. Cruzármelos por la calle y seguir andando. Por la calle, o en sueños, y seguir andando. Aligerar el paso mientras el mundo sigue a cámara lenta.



"...¿de quién me estás hablando?..."

No hay comentarios:

Publicar un comentario